La vajilla asturiana de los Reyes sube sus ventas de manera espectacular

La vajilla asturiana de los Reyes sube sus ventas de manera espectacular

La empresa San Claudio ya disfruta del “efecto real”: la vajilla en la que comían Felipe y Letizia con sus hijas vuelve a estar de moda y se vende más que nunca. 

La fábrica de loza San Claudio está de enhorabuena. Y todo por un almuerzo real. Desde que Felipe y Letizia aparecieran compartiendo una comida con sus hijas en su residencia de La Zarzuela y SEMANA descubriera la vajilla en la que servían sus platos, todo se ha disparado. Popularidad y ventas, sobre todo. Según nos han confirmado desde la marca, han registrado un incremento de alrededor de un 20 por ciento. E incluso grandes superificies como El Corte Inglés, donde también puede adquirirse, han destinado corners especiales para hacerla más visible. 

 

El caso es aprovechar el repunte de esta clásica vajilla, que para nada es novedad de la marca. Se trata de un modelo de la serie Naranco llamada Flores y Frutas, por motivos evidentes, compuesto por 56 piezas. Se empezó a comercializar en la década de los setenta del siglo pasado, en la época de Luis Fumanal Otazo, director artístico de San Claudio entre 1952 y 1989. En casa de Felipe y Letizia vimos sus platos y la sopera, reposando en el gran ventanal. Que la vajilla sea de factura asturiana no es sino una anécdota que vincula a la Reina un poquito más con su tierra a través de estos pequeños detalles cotidianos. 

La vajilla San Claudio se puede comprar por unos 420 euros. En El Corte Inglés también venden las piezas por separado, y ahora además a un 20 por ciento de descuento. El “efecto real” está servido. 

Los Reyes con sus hijas, Leonor y Sofía, disfrutando del almuerzo en la vajilla San Claudio.