La Torcaz: cocina cinegética y mucho más…

Un clásico con aires renovados. Esta es la definición que mejor encaja para el restaurante La Torcaz, abierto en 2001 por Segundo Alonso, que ha hecho recientemente un reestyling de sus instalaciones. La decoración es fresca y cálida al mismo tiempo y han realizado una redistribución abierta a un gran ventanal, que ha otorgado mayor amplitud y luminosidad a la sala y al reservado. Un espacio de luz en el que el cocinero de origen gallego realiza platos exquisitos y minuciosamente elaborados.

Compartir

La-Torcaz-2

Cuentan con una completa carta de vinos y champagne que se sirven también por copas y medias botellas y con una nueva carta de tapas, raciones y medias raciones basada en los best sellers de su carta perfecta para las noches. 

Imaginativo, reflexivo y cauto. Estos son los adjetivos que mejor cuadran para definir a su chef: Segundo Alonso, que vivió los inicios de la vanguardia en El Amparo cuando éste era considerado el segundo mejor de restaurante Madrid detrás de Zalacaín, y posteriormente alcanzó su plena madurez profesional en La Paloma. Allí desarrolló un estilo propio, basado en el perfecto equilibrio entre el tratamiento académico de una materia prima excelsa y una prudente capacidad innovadora. Un savoir faire que más tarde trasladaría a La Torcaz, su proyecto más personal, en el que involucró a su esposa, Mª José Barros, como maestra anfitriona y, ahora, a su hija Lorena como encargada de bodega.

La-Torcaz1

Gracias a su remodelación han logrado conseguir un ambiente muy íntimo.

Alonso ha conseguido hacerse un hueco en podium de honor de los grandes templos de la cinegética en Madrid siendo uno de los pocos que cuentan con piezas de caza de origen 100% nacional y de los menos que aun elaboran esos trabajosos clásicos de la burguesa que hacen saltar las lágrimas al buen gourmet. Platos como la liebre a la Royal, cuyas 43 horas de cocción se paladean segundo a segundo en la jugosidad y sabrosura de su carne, el solomillo de venado, que viene de Albacete, las tórtolas asadas con raviolis de boletus y trufa, la sopa de paloma torcaz con castañas (también en plena temporada) o esas cotizadas aves que no tiene en carta hasta el no llega el frío, como la exquisita becada o el caprichoso zorzal, que trate de Córdoba y Jaén a partir del 15 de noviembre cuando éste se ha alimentado a placer del fruto de sus olivos.

Dirección: Lagasca, 81

Teléfono: 91 575 41 30

Horario: 13:00h -16:00h 20: 00 – 12:00

Precio medio: 45 €

Cierra los domingos por la noche

 

Compartir
Artículo anteriorOrtega Cano y su mujer, denunciados por no llevar a su bebé en la sillita reglamentaria
Artículo siguienteCarmen Martínez-Bordiú prepara la mudanza a su nueva casa