La princesa Mabel de Holanda recupera poco a poco la sonrisa

Como todos los años, la princesa Mabel presidió en Amsterdam el concierto benéfico que se celebró en el Heineken Music Hall de la capital holandesa a beneficio de la lucha contra el sida, una de las causas en las que basa su trabajo.

3.203
Compartir

Inmersa en un drama personal que dura ya quince meses, la esposa del príncipe Friso de Holanda sigue haciendo frente con normalidad a su agenda de actos oficiales, la mejor terapia para sobrellevar su tragedia y la ausencia de su marido, quien permanece en coma desde el 12 de febrero de 2012. Ese día, el príncipe Friso, segundo de los tres hijos de la ahora princesa Beatriz de Holanda, estuvo casi una hora sepultado bajo la nieve tras ser alcanzado por un alud cuando esquiaba en Lech, Austria, y tras un primer ingreso en el Hospital Universitario de Innsbruck, fue trasladado a una clínica especializada, el hospital Wellington de Londres.

Mabel de Holanda y su hermana Nicoline

La esposa del príncipe Friso estuvo acompañada por su hermana, Nicoline, y los diseñadores holandeses Viktor Horsting y Rolf Snoeren.

Así, Mabel, que ya antes del accidente residía en Londres con Friso y las dos hijas del matrimonio, Luana y Zaria, de seis y cinco años, se trasladó a Amsterdam para presidir el concierto solidario en favor de la lucha contra el sida, un acto en el que estuvo acompañada por su hermana, Nicoline Wisse Smit, y los diseñadores holandeses Viktor Horsting y Rolf Snoeren, creadores de la firma de moda holandesa Viktor & Rolf.

Mabel de Holanda

La princesa Mabel cumplirá 45 años el próximo 11 de agosto.

 

Compartir
Artículo anteriorShakira, feliz de compras por Los Ángeles
Artículo siguientePenélope, nueva 'chica Bond', y Javier Bardem: todos los detalles sobre su nueva vida en Madrid