La princesa Letizia, espectacular dama de negro en un concierto solidario

La Princesa de Asturias fue la encargada de presidir en el Auditorio Nacional de Música el concierto conmemorativo del 80 aniversario de la Casa de Nazareth, fundada en 1930 por Esperanza García León, viuda del fundador de ABC y origen de los proyectos sociales de la Fundación Luca de Tena, que actualmente promueve un programa de apoyo a periodistas desempleados por la crisis del sector.

4.711
Compartir

Letizia, que a su llegada al Auditorio fue recibida por la presidenta-editora del diario ABC, Catalina Luca de Tena, y la directora de la Fundación, Victoria Barandiarán, volvió a dar una lección de estilo con una de las joyas de su armario, el vestido azul de tirantes con volante perpendicular, de Hugo Boss, que estrenó en septiembre de 2010 en Sevilla. El vestido, que la princesa combinó a la perfección con salones nude de Magrit y cartera de mano negra de Hugo Boss, resaltaba su cada día más estilizada figura. El escaso peso de la princesa ya no es nada nuevo y a nadie puede sorprender, aunque en esta ocasión su imagen sí suscitó algún que otro comentario alusivo a su extrema delgadez.

Letizia, princesa de Asturias

A su llegada al Auditorio Nacional de Música, Letizia fue recibida por la presidenta-editora del periódico  ABC, Catalina Luca de Tena, y la directora de la Fundación, Victoria Barandiarán.

La princesa de Asturias aprovechó para felicitar a los responsables de la Fundación, que acaba de ser galardonada con un premio de periodismo del Club Internacional de Prensa, por la atención que presta a las familias de periodistas y empleados de prensa que están en una situación precaria por culpa de la crisis.

Letizia Ortiz, princesa de Asturias

La princesa de Asturias repitió el vestido azul de tirantes con volante perpendicular, de Felipe Varela, que estrenó en septiembre de 2010 en Sevilla.

Ajena a la polémica que rodea desde hace más de un año a la Familia Real, y a los comentarios suscitados por la publicación del libro Adiós, princesa, de su primo David Rocasolano, Letizia sigue cumpliendo sin excepciones con su casi siempre repleta agenda oficial, esta vez con un motivo más que poderoso, ya que le permitió volver a mostrar su apoyo incondicional a los que hace años fueron sus compañeros de profesión.

Princesa de Asturias

Letizia, que recogió su pelo en un elaborado moño bajo, lució unos pendientes Chandelier, de oro blanco y diamantes, y de estilo hindú.