La princesa Estefanía, reina del circo en Montecarlo

La función está a punto de empezar. Mañana, 17 de enero, la princesa Estefanía de Mónaco dará el pistoletazo de salida a la 37 edición del Festival Internacional del Circo, una auténtica institución en el Principado desde que el príncipe Rainiero, un apasionado de este género, lo creara en 1974. Tras la muerte de su padre, la princesa Estefanía tomó el relevo y se convirtió en la piedra angular del festival, que cada año lleva a Montecarlo una selección de los mejores números de circos de todo el mundo.

Compartir

Estefanía, que heredó la pasión circense de su padre, preside y organiza cada año el festival, que en su caso también ha sido una especie de cantera sentimental. En la edición de 2001, la princesa se enamoró del domador de elefantes Franco Knie, co-director del Circo Knie (el circo nacional suizo), con el que vivió un apasionado idilio que finalizó en marzo de 2002, y un año después cayó rendida a los encantos del equilibrista de origen español Adans López Peres, con quien se casó en septiembre de 2003 en el Ayuntamiento de Eaux-Vives, cerca de Ginebra, en presencia de sus tres hijos, Luis, Paulina y Camile. Pero tras unos meses de vida itinerante en la roulotte de su marido, al más puro estilo circense, la pasión por Adans despareció. Él era diez años menor y tenían muy poco en común, por lo que a pocos extrañó que su historia de amor acabara en divorcio justo al año de su boda.

Como presidenta de honor, Estefanía ha vuelto a volcarse en la organización del festival, no en vano es desde hace años uno de los eventos más importantes que se celebran en Mónaco. Pero eso no es todo, porque la hermana menor del príncipe Alberto ha impulsado la creación de la Federación Mundial del Circo, que también tiene su sede en Montecarlo, para proteger y potenciar el arte del circo y las personas que lo hacen posible.

Estefania de Mónaco

Estefanía supervisa todos los detalles para que mañana, primer día de festival, todo esté a punto. 

Además, pensando en los artistas noveles, la princesa instituyó el año pasado el concurso Nuevas generaciones, que se celebra los días 2 y 3 de febrero en Montecarlo, en las mismas pistas donde tiene lugar el Festival Internacional, con ella como presidenta y su hija Paulina, de 18 años y tan enamorada del circo como su madre y su abuelo –llegó a tener un número con los elefantes de Franco Knie cuando era muy pequeña–, en calidad de presidenta del jurado que otorga los premios: Oro junior, Plata junior y Bronce junior.

Princesa Estefanía de Mónaco

La princesa adora a los elefantes, incluso se enamoró de un domador, el suizo Franco Knie, en 2001.