La íntima boda de Anne Hathaway: se casó vestida de Valentino y sin famosos

La actriz estadounidense dijo sí quiero a Adam Shulman, quien le había pedido matrimonio en noviembre del año pasado. En febrero dieron una fiesta por su compromiso en Nueva York y el pasado fin de semana dijo “sí, quiero” en Big Sur, en la costa californiana, rodada de familiares y amigos.

Compartir

La actriz, de 29 años, y su novio, el joyero y actor Adam Shulman, de 30, contrajeron matrimonio en la finca Big Sur, en un lugar privilegiado de la costa californiana. Fue una ceremonia íntima, con unos 180 famosos, entre los que no había estrellas de Hollywood, aunque no faltó la chica que dobla a Anne en las escenas de acción.

La protagonista de “El diablo viste de Prada” y “Princesa por sorpresa” contó para organizar su enlace con los servicios de Yifat Oren y Stefanie Cove, quienes ya habían trabajado para la boda de Natalie Portman. Las flores fueron protagonistas, pues se gastaron unos 100.000 dólares (70.000 euros aproximadamente) en The Velvet Garden Florists, una floristería a la que suelen acudir las “celebrities” de Hollywood. La música corrió a cargo del grupo de jazz de San Francisco Americano Social Club. Respecto al menú, hay que señalar, que fue de comida vegana.

La actriz ha participado en películas como “Amor y otras drogas” y “Alicia en el país de las maravillas”.

En cuanto al vestido, hay que destacar que fue un diseño de Valentino, muy amigo de la actriz, que lució un corte pelo pixie, porque es el look que lució en “Los miserables”, su última película, que estrenará en diciembre. 

Para hacer un “ensayo general” de su boda, los novios y sus invitados degustaron una exquisita cena el viernes por la noche en Ventana Inn & Spa, donde disfrutaron de una velada divertida.

Compartir
Artículo anteriorFederico de Dinamarca entregó un premio a la escritora Isabel Allende
Artículo siguienteAlec Baldwin se presenta a alcalde de Nueva York