La infanta Elena, que no irá a la boda real en Suecia, en los toros

La infanta Elena asistió ayer en la madrileña plaza de Las ventas a la tradicional corrida de la Asociación de la Prensa. Habitualmente, era el rey Juan Carlos quien presidía el evento, aunque este año no ha podido acudir por estar aún convaleciente de su operación de cadera.

3.078
Compartir

La infanta Elena, gran aficionada a los toros, presenció la corrida desde la barrera, acompañada por el secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, y la presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, Carmen del Riego, entre otras personalidades. Entre quienes acompañaban a la duquesa de Lugo se encontraba también Carlos García Revenga, secretario de las infantas que sigue imputado en el Caso Nóos. La Asociación de la Prensa de Madrid organiza anualmente este festejo, que se celebró por primera vez el 12 de junio de 1900, sólo cinco años después del nacimiento de la Asociación. Desde 1995, la corrida se celebra a finales de mayo para conmemorar la fecha de la constitución de la Asociación de la Prensa de Madrid, dentro del programa de la Feria de San Isidro.

En distintos medios se había comentado la posibilidad de que fuera la infanta Elena quien representaría a la Corona en la boda de Magdalena de Suecia. Sin embargo, ayer la Casa del Rey confirmó que no enviará representación española al enlace, argumentando que se trata de una boda de «rango menor», ya que no es el de una princesa heredera. La decisión ha sorprendido, pues son dos casas reales hasta ahora unidas por una estrecha amistad. Además, cabe recordar que en la boda del príncipe Andrés de Inglaterra, que no era el heredero, acudieron el príncipe Felipe y sus hermanas Elena y Cristina y que el heredero español sí acudió al enlace de la princesa Marta Luisa de Noruega con Ari Behn. Por contra, en el enlace de la infanta Cristina, hija menor de los reyes como es el caso de Magdalena, asistieron representantes de toda la realeza mundial.

garcia revenga

Carlos García Revenga, secretario de las infantas e imputado en el Caso Nóos, acompañó a la duquesa de Lugo.