La infanta Elena, excluida de la tribuna real en el desfile militar del Día de la Hispanidad

La Fiesta nacional 2012 no ha sido una celebración al uso, porque a la austeridad a la que obliga la crisis, y a la esperada ausencia de los duques de Palma, hay que unir una novedad que solo afecta a la infanta Elena, quien hasta ahora presenciaba el desfile militar junto al resto de la familia en la tribuna real y este año ha sido reubicada en la tribuna de autoridades. Por decisión de la Casa del Rey, de ahora en adelante serán únicamente los reyes y los príncipes de Asturias quienes ocupen la tribuna real, estableciendo en un mensaje sin palabras que son ellos, y solo ellos, quienes conforman el núcleo de la familia real. Como en ocasiones anteriores, la duquesa de Lugo ha llegado a la plaza de Neptuno junto a los reyes y los príncipes, pero desapareció del centro de atención mientras el rey pasaba revista a las tropas.
Al comenzar el desfle se disiparon todas las incógnitas, porque la infanta Elena, por primera vez, siguió la parada militar del Día de la Hispanidad desde la tribuna de autoridades, situada a la derecha de la tribuna presidencial, al lado del jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba.

2.709
Compartir

Elena llevaba un vestido con torera, de Oscar de la Renta, y cuello de visón.