La infanta Elena, en un momento muy “peculiar”: apartada de los grandes...

La infanta Elena, en un momento muy “peculiar”: apartada de los grandes actos, pero con la agenda oficial cada vez más apretada

Elena, que eligió uno de sus clásicos tocados en trenza para la ocasión, con el que volvió a mostrarse fiel con su estilo personal y realzaba su sencilla elegancia, tan elogiada habitualmente y comentada de forma especial en sus últimas apariciones públicas.

La personalidad de la hija mayor de los reyes se refleja en una imagen cuidada, pero sencilla, a la que se mantiene fiel desde hace décadas.

El premio entregado por la infanta está dotado con 50.000 euros y valora la contribución de un profesional al campo de la arquitectura, tanto en la restauración de monumentos y conjuntos urbanos de valor artístico e histórico, como en la realización de obras de nueva planta integradas armónicamente en esos entornos monumentales.

Tras el acto oficial de la entrega del premio, la infanta visitó la exposición que recogía algunas fotografías del proyecto premiado y se interesó por ver el documental realizado con motivo de la entrega del Richard Driehaus Prize a Rafael Manzano en el año 2010. Paradójicamente Elena está viendo intensificada su agenda oficial de la Casa Real, justamente cuando se ha hecho pública la decisión de mantenerla apartada de los actos más solemnes, en los que solo estará el núcleo duro de la familia, según se ha comunicado.