La fría y tensa relación de Letizia con las primas de Felipe

Quedó de manifiesto hace unos días en Grecia tras el homenaje al padre de la reina Sofía. En la reunión familiar, Letiza fue excluida de los divertidos selfies que se hicieron las primas. ¿Autoexcluida? Pero el tema viene de mucho más atrás, cuando era aún novia de Felipe y  viajaron a Londres para conocer a los primos del príncipe. En esa primera reunión ya saltaron las chispas cuando Letizia les djo: “¿Esquiar? Yo no esquío. Eso es de pijos”

Compartir

La periodista Pilar Eyre destapó la liebre el Loc tras el encuentro familiar de la semana pasada en Tatoi, en el homenaje al padre de la reina Sofía. Pero el tema viene de mucho más lejos. En Grecia, todas las miradas estaban en el reencuentro público de Felipe y Letizia con la infanta Cristina tras haber declarado esta última en Palma de Mallorca el pasado 8 de febrero imputada en el polémico caso Nóos que tantos quebraderos de cabeza ha traído a la Casa Real española. Pero había mucho más mar de fondo en ese encuentro. Al margen de los problemas judiciales, están los conflictos familiares que se pusieron de manifiestos en los ya conocidísimos selfies de la familia en su corta visita a Grecia, autofotos de las infantas de España con sus primas, las princesas griegas, en las que no figuraba Letizia pese a que en una de ellas, Marie Chantal Miller ponia la leyenda “con mis dos españolas favoritas”.

marie-chantal-elena-y-cristina

La comentada foto entre primas (“mis españolas favoritas”) en la que no está Letizia.

Según Pilar Eyre, en el almuerzo que ofreció el rey (en el exilio) Constantino de Grecia, hermano de doña Sofía, tras el homenaje a su padre con motivo del 50 aniversario de su muerte, Letizia estuvo fría y distante con sus primas. La periodista lo narra así: “Letizia, pese a que todos se acercan a saludarla con cortesía, se muestra fría y distante. Con todos. Incluso con sus cuñadas. Incluso con su suegra. Incluso con su marido. Mientras se departe en varios idiomas, ella juguetea con su comida sin esforzarse lo más mínimo en caer bien y al final dejan de hacerle caso.”

Pero esta tensión que se vivió en Grecia no es nueva. Letizia y las primas del príncipe Felipe se llevan mal desde el principio de los tiempos. Nada más hacerse público el compromiso Felipe viajó a Londres con su novia para presentársela a sus primos. En el primer encuentro, le preguntaron si esquiaba y dónde, si acudía a Baqueira, como hacía la que iba a ser su familia, y la respuesta que obtuvieron fue: “¿Esquiar? Yo no esquío. Eso es de pijos”. A partir de ese momento, según nos confirman, la reunión se fue tensando cada vez más hasta darse cuenta de que no tenían temas de los que hablar, pese a haber una cierta predisposición de una de las partes en encontrarlos. En siguientes encuentros familiares, nos cuentan que Letizia no ha mostrado el menor interés en buscar esos posibles puntos de conexión con ellas.

Letizia en Tatoi

Letizia en un momento del acto en el cementerio de Tatoi en homenaje al rey Pablo de Grecia, padre de doña Sofía.

Este primer encontronazo de hace diez años, lejos de suavizarse con el tiempo, ha ido en aumento, tal y como publica la citada periodista sobre el viaje a Grecia: “Ante el asombro de todos, sin dar explicaciones, Letizia se levanta abruptamente, saca del bolso el iPad y el móvil, y se pone en una esquina a teclear con furia, el ceño fruncido, inmensa cara de cabreo. “como una secretaria estresada”, comenta con cierta malicia una alteza real presente en la comida…”

Las escapadas secretas de Letizia

Estas informaciones salen a la luz justo ahora que parece que se han suavizado los rumores de crisis entre la pareja. Rumores confirmados por el propio Palacio de la Zarzuela, que admitió “altibajos en la relación”, pero que no tenían mayor importancia. En los últimos meses les hemos visto ir al cine o a la ópera en escapadas privadas que, al parecer, es Letizia quien organiza al margen de todo protocolo, como cuando acudieron al Teatro Real a ver la ópera Brokeback Mountain, la historia de amor gay entre dos vaqueros, sin avisar ni al propio protocolo del coliseo regio, donde existe un suntuoso Palco Real, que usa siempre la reina cuando acude y la propia Letizia, recordemos, en sus primeras salidas a la ópera, hace diez años, a las semanas de anunciar su compromiso, bien con doña Sofía o con su entonces prometido. Ahora Letizia prefiere acudir de forma más discreta (esta última vez fue al palco de la Comunidad de Madrid, pared con pared con el Palco Real), sin avisar a nadie y entrando por una de las puertas laterales, normalmente la de la calle Felipe V, anecdóticamente el primer rey Borbón de España. Lejos del boato de los coches oficiales y entradas en Palco Real, lo que está claro es que la princesa de Asturias, cuando acude a la ópera, prefiere hacerlo de una forma más discreta y sencilla.

Selfie de la familia real griega

Otra de las autofotos, los tan de moda selfies, que Marie Chantal colgó en su red social, como hacen muchas celebrities hoy en día.

Selfie de la familia real griega

La familia disfrutó mucho de este encuentro familiar en Grecia, país del que los hijos de Constantino de Grecia, primos de las infantas y del Príncipe de Asturias, son príncipes en el exilio.

 

Compartir
Artículo anteriorAlberto de Mónaco, con un llamativo vendaje en la cabeza
Artículo siguienteMalú encuentra el amor en "La Voz"