La familia real danesa al completo celebra el Año Nuevo

El primer día del año, como viene siendo habitual, la familia real danesa al completo celebró una recepción para celebrar la llegada del nuevo año en el Palacio de Amalienborg de Copenhague. A ella acudieron la reina Margarita y su marido, el príncipe Henrik, los príncipes herederos, Federico y Mary y el príncipe Joaquín acompañado de su esposa, la princesa Marie.

6.062
Compartir

Los príncipes iban vestidos con uniforme de gala militar mientras que las princesas lucían sendos vestidos de gala. La princesa Mary optó por en elegante traje cerrado largo y con cola en terciopelo burdeos que ya ha lucido en tres ocasiones, aunque lo ha reformado, Lo complementó con el aderezo de rubíes y diamantes de la época napoleónica y que la reina Ingrid dejó en herencia a su nieto, el príncipe Federico. Marie estrenó un vestido de gala en blanco roto y lució la diadema de diamantes que la reina Margarita le regaló cuando se casó con Joaquín. Por su parte la reina optó por un aparatoso y formal vestido realizado en tafetán verde, que estrenó en 2010 para la boda de Victoria de Suecia y que complementó con el aderezo Rosenborg, de esmeraldas y diamantes, que solo puede utilizar ella y no puede salir de Dinamarca.

federico-y-mary3

Federico y Mary llevaban numerosas condecoraciones como la Orden de Elefante, la más importante de Dinamarca.

mary

La princesa Mary, con un elegante vestido en tono burdeos que ha reformado, pues en su primera versión lo estrenó en 2007.

joaquin-y-mary

El príncipe Joaquín y la princesa Marie, que optó por un vestido de gala de dos piezas en blanco roto.

marie3

Marie llevaba la tiara de diamantes que recibió de su suegra, la reina Margarita, cuando se casó con Joaquín, y pendientes a juego

reyes-dinamarca

La reina Margarita y el príncipe Henrik a su llegada al palacio de Amalienborg.

reina-margarita

La reina Margarita, repitió el traje de tafetán que estrenó en la boda de Victoria de Suecia el 19 de junio de 2010.

Compartir
Artículo anteriorAna Obregón, feliz mujer de rojo
Artículo siguienteMónica Pont, feliz con un amigo en la nieve