La familia real belga, más unida que nunca

La reina Paola celebró el 20 aniversario de la fundación que lleva su nombre en los jardines del palacio de Laeken, a las afueras de Bruselas, donde reunió a toda su familia. Esta fundación promueve la formación de jóvenes, particularmente con situaciones desfavorecidas, e incentiva la labor docente aportando herramientas pedagógicas a los profesores. Desde su fundación, en 1992, ha trabajado intensamente, bajo la supervisión de la reina Paola, que reunió en el jardín del palacio no sólo a su familia sino también a beneficiarios de la mencionada organización. Entre los asistentes, se encontraban los príncipes Felipe y Matilde, con sus cuatro hijos, Emmanuel, elisabeth, Eleonore y Gabriel, quienes, involuntariamente, se convirtieron en los protagonistas de la jornada, por su simpatía y espontaneidad. 

Compartir
Compartir
Artículo anteriorFamosos de moda, con la moda
Artículo siguienteTravolta, Premio Donostia 2012