Kate Middleton, radiante en el Garden Party de la reina

Kate Middleton, duquesa de Cambridge, se convirtió ayer en la protagonista del llamado Garden Party de la reina, la fiesta que la soberana británica ofrece cada año en los jardines del palacio de Buckingham a destacadas personalidades de la sociedad británica. Esta ha sido la segunda vez que la duquesa de Cambridge asiste a la fiesta de la reina, una tradición que se remonta a mediados del siglo XIX, cuando la reina Victoria la impulsó para marcar el inicio de la temporada de verano en Inglaterra, y para expresar su agradecimiento a aquellas personas que hubieran contribuido de manera destacada a la comunidad. Al igual que el año pasado, Kate acudió a la fiesta sin la compañía del príncipe Guillermo, quien se encontraba de servicio en la base de Anglesey, en Gales. *Mira aquí todos los looks de embarazada de Kate

Compartir

Impresionante, con un abrigo ligero en amarillo limón (1.500 € ) de una de sus diseñadoras favoritas, Emilia Wickstead, un gracioso tocado de Jane Corbett y zapatos nude de LK Bennett, la duquesa recibió un sinfín de felicitaciones por su ya muy próxima maternidad, y aunque fueron muchos los que se interesaron por el sexo del bebé, Kate no dio la menor pista… aunque hay quien asegura que ella y Guillermo lo saben desde hace semanas.

En el último trimestre de su embarazo, la duquesa de Cambridge, ya muy abultada (está de ocho meses), está radiante y más feliz que nunca, como ella misma le dijo a la nadadora olímpica Rebecca Adlington, que se encontraba entre los 8.000 invitados que este año tomarón el té con la reina. Kate, que según la prensa británica sale de cuentas el 13 de julio, pasó mucho tiempo con sus suegros, el príncipe Carlos y Camilla, ella muy elegante con un abrigo de Fiona Clare y una pamela de plumas que alguno calificó de extravagante.

La duquesa de Cambridge con Camilla, duquesa de Cornualles

Kate estaba impresionante con un abrigo amarillo limón de Emilia Wickstead y un gracioso tocado de Jane Corbett. Camilla, por su parte, lució un abrigo de Fiona Clare.

La duquesa, de 31 años, también demostró la soltura y las tablas que ha adquirido en los dos años que lleva casada con el príncipe Guillermo, de hecho, conversó muy animadamente con algunos invitados, como la enfermera Susan Bradley, del centro benéfico Marie Curie: “Instantáneamente reconoció mi uniforme y el narciso en la solapa, y me dijo que admiraba profundamente la labor solidaria que hace nuestro personal”. Otro de los invitados le dijo: “Estás preciosa de amarillo”, a lo que ella contestó con un tímido gracias y una luminosa sonrisa, sin dejar de acariciar su vientre.

Kate Middleton, duquesa de Cambridge

Según la prensa británica, Kate sale de cuentas el 13 de julio.

Y es que a menos de dos meses para dar a luz, y relegado al pasado más remoto el episodio de náuseas severas que sufrió al principio de su embarazo, tanto Kate como Guillermo están impacientes por ver la cara de su bebé, cuyo nacimiento seguramente coincidirá con las celebraciones del 60 aniversario de la Coronación de la reina Isabel, cuatro días de festejos, entre el 11 y el 14 de julio, a los que podría sumarse otro gran acontecimiento para festejar: el nacimiento del primer hijo del príncipe Guillermo y la duquesa de Cambridge.

Kate Middleton, duquesa de Cambridge

A menos de dos meses de dar a luz, Kate, de 31 años, está radiante y más feliz que nunca.