Todo a punto para la llegada del bebé de Kate y Guillermo

Un año más, Kate Middleton, duquesa de Cambridge, asistió junto al resto de la familia real británica al tradicional Trooping the Colour, el vistoso desfile militar con que los británicos conmemoran oficialmente el aniversario de la reina Isabel, que cumplió 87 años el pasado 21 de abril. La presencia de la duquesa de Cambridge cobra especial dimensión, al haber sido éste su último acto oficial antes de dar a luz a su primer hijo, o hija, lo que se espera para mediados de julio.

4.673
Compartir

En ausencia del príncipe Felipe, quien ha abandonado hoy mismo la London Clinic, bastante recuperado de la intervención en el abdomen que le fue realizada el pasado 7 de junio, la reina Isabel presidió el desfile junto a su primo, el duque de Kent, aunque hay que decir que de nuevo fue la duquesa de Cambridge el principal centro de atención.

Sin dejar de sonreír y más guapa que nunca, esta vez con un abrigo de Alexander McQueen en color rosa pastel, y sombrero a juego de Jane Corbett, la duquesa de Cambridge llegó en un carruaje compartido con Camilla, duquesa de Cornualles, y el príncipe Harry. Los príncipes Eduardo y Sophie, condes de Wessex, asistieron con sus dos hijos, Lady Louise, de nueve años, y el pequeño James, de cinco, mientras que las princesas Beatriz y Eugenia, de 24 y 23 años, llegaron con su padre, el príncipe Andrés, duque de York.

Camilla, Kate y Harry

Kate compartió carruaje con Camilla y el príncipe Harry.

Por su parte, tanto la princesa Ana, que es coronel del regimiento de caballería de los ‘Blues and Royals’, como el príncipe Carlos, coronel de la Guarda Galesa, y el príncipe Guillermo, coronel de la Guardia Irlandesa, participaron a caballo en el desfile que, como todos los años, finalizó con una exhibición aérea que los miembros de la familia real contemplaron desde el balcón principal del palacio de Buckingham.

Un día antes, la duquesa de Cambridge había presidido en en el puerto de Southampton la botadura del Royal Princess, un nuevo crucero de la línea Princess Cruises, siguiendo así los pasos de la que hubiera sido su suegra, la princesa Diana, quien amadrinó la primera versión de este barco en 1984, pero tras su participación en la Trooping the Colour, Kate da por concluida su agenda oficial antes de dar a luz.

Andres y sus hijas, beatris y Eugenia

El príncipe Andrés asistió con sus hijas, las princesas Beatriz y Eugenia.

Cuando ya ha empezado la cuenta atrás para el que sin duda será el acontecimiento del año en Reino Unido, todo son nervios, impaciencia y, sobre todo, felicidad. La opinión general es que Guillermo y Kate serán padres de una niña, como hace tiempo la propia Kate aseguró que deseaba su marido: “A mi me gustaría tener un niño, pero Guillermo prefiere una niña”, dijo la duquesa a mediados de marzo, aunque hay quien prefiere no hacer cábalas.

Por su parte, los ingleses ya han empezado con las inevitables quinielas, y no solo apuestan por el sexo del bebé, sino también por el nombre. Si es niña, se barajan los de Victoria, Diana, Mary, Alexandra y Elizabeth, mientras que, si es niño, Jorge, Felipe y Alberto son los que tienen más partidarios.

Kate Middleton y Camilla, duquesa de Cornualles

Kate ha dicho que su único antojo han sido las galletitas de lavanda que le compraba Camilla.

El de la duquesa de Cambridge ha sido un embarazo seguido muy de cerca y al detalle, y esa atención que no cesaba, unida a los propios comentarios de los futuros papás, nos han permitido conocer al menos una aproximación de como sucederá todo cuando llegue el momento. Por ejemplo, hasta la llegada de Diana, todos los herederos habían nacido en palacio. Fue la recordada princesa de Gales la que quiso romper la tradición y dar a luz en el hospital de St. Mary de Paddington..

Ahora, se da por hecho que Kate dará a luz en ese mismo hospital, y que Guillermo, un príncipe de su tiempo, no solo estará junto a su esposa cuando su bebé llegue al mundo, sino que pedirá quince días de permiso para disfrutar a placer de sus primeros días como padre.

Condes de Wessex

Eduardo y Sophie, condes de Wessex.

Se ha sabido que la duquesa de Cambridge será atendida por el ginecólogo cirujano de la reina, Alan Farthing, y que la maternidad del St. Mary ofrece alternativas como dar a luz en el agua, para lo que cuenta con una piscina. Sin embargo, la esposa del príncipe Guillermo ha asegurado que, aunque le gustan los métodos naturales, de hecho en su preparación para el parto ha incluido ejercicios de yoga y sesiones de hipnosis para controlar el dolor, seguirá los consejos de los especialistas para no correr ningún peligro y elegir la mejor opción.

Por otra parte, olvidados las primeras semanas de gestación, marcadas por un episodio de náuseas severas que la llevó al hospital, Kate no ha parado en todo el embarazo, no ha engordado demasiado y, según el periódico Daily Mail, su único antojo han sido las galletas de lavanda que le compraba Camilla, la esposa del príncipe Carlos.

Kate Middleton, Guillermo y Enrique

Kate, perfectamente escoltada por Guillermo, su marido, y el príncipe Harry, su cuñado.

En unos días, Kate celebrará el tradicional baby shower, la fiesta que le ha organizado su hermana, Pippa Middleton, para que los amigos y amigas de la futura mamá lleven sus regalos antes de la llegada de su hijo.

Finalmente, como ya se dijo en su día, el bebé real pasará las primeras semanas de vida en la casa familiar de los Middleton, en Berkshire. Guillermo y Kate, en efecto, se trasladarán a la magnífica residencia de Michael y Carole Middleton (es del siglo XVII y está valorada en cuatro millones de euros), quienes, como recoge El País, han hecho algunos cambios pensando en la comodidad de sus invitados: han elevado la valla que rodea la finca y han contratado una empresa de seguridad privada para proteger al nuevo bebé real que, niño o niña, será el tercero en la línea de sucesión al trono.

Carlos y Guillermo de Inglaterra

El príncipe Carlos y su hijo, el príncipe Guillermo, participaron a caballo.

Ana de Inglaterra

La princesa Ana, coronel del regimiento de caballería de los ‘Blues and Royals’, participa a caballo todos los años.