Kate Middleton, dada de alta: “Me encuentro mucho mejor”

La duquesa de Cambridge ha abandonado esta misma mañana el hospital King Edward VII de Londres, en el que fue ingresada el pasado lunes por un episodio de hiperemesis gravídica, o lo que es lo mismo, vómitos y náuseas severas que llegaron a provocarle desnutrición y deshidratación. «Me encuento mucho mejor, muchas gracias», ha dicho una sonriente Kate Middleton a los medios de comunicación al salir del hospital, con un ramo de flores amarillas y del brazo de su marido, el príncipe Guillermo, antes de entrar en el coche que ha trasladado al matrimonio a su residencia del palacio de Kensington.

917
Compartir

Poco después, un portavoz del palacio de San Jaime ha emitido un nuevo comunicado confirmando la buena noticia, y agradeciendo en nombre de los duques de Cambridge las incesantes muestras de cariño recibidas en estos días, el mismo agradecimiento que Guillermo y Kate han hecho extensivo al personal del hospital King Edward VII por los cuidados y atenciones y, sobre todo, por su amabilidad: “La duquesa de Cambridge ha sido dado de alta del hospital King Edward VII y ahora se dirigirá al palacio de Kensington para un período de descanso. A Sus Altezas Reales les gustaría dar las gracias al personal del hospital por el cuidado y tratamiento que la duquesa ha recibido”, dice el comunicado.

 Los duques de Cambridge dejan el hospital

“Me encuentro mucho mejor, gracias”, ha dicho la duquesa de Cambridge a los periodistas.

A partir de ahora, como ya indicaron los médicos, la duquesa de Cambridge tendrá que guardar unos días más de reposo, por lo que se supone que su agenda oficial ha quedado momentáneamente suspendida. Además, antes del ingreso de Kate, el príncipe Guillermo y su esposa tenían pensado trasladarse dentro de unos días a Sandringham para empezar las vacaciones y celebrar las navidades, como todos los años, junto a la reina Isabel y el resto de la familia real británica, aunque tras lo sucedido se ignora si los duques de Cambridge han cambiado de idea.

De cualquier manera, todo vuelve a ser felicidad para Guillermo y Kate. Su intención era haber anunciado el embarazo el mismo día de Navidad, pero su ingreso precipitó las cosas. Eso ya no importa. El susto ha pasado y, ahora, el joven matrimonio celebra su futura paternidad arropado por todos los británicos.

 Los duques de Cambridge salen del hospital

Dentro de unos días, Guillermo y Kate podrían trasladarse a Sandringham para pasar las navidades con la reina y el resto de la familia real.