La duquesa de Alba cierra filas con su hija Eugenia

Cayetana Fitz-James Stuart, duquesa de Alba, ha formado piña con su hija Eugenia, en un momento especialmente delicado para toda su familia, a raíz de que su antes querido yerno, Fran Rivera, la demandase por la custodia de la hija que tienen en común, Cayetana.

812
Compartir

A sus 86 años, la duquesa, que sigue dando pruebas de una fortaleza poco común a su edad, se ha convertido, una vez más, en el pilar de la Casa de Alba y un puerto seguro para dar cobijo a Eugenia y su hija Cayetana, que se han reunido con ella durante sus vacaciones del mes de agosto en S’Aufabaguera, la maravillosa residencia familiar de los Alba en la isla de Ibiza. Justamente esta mansión ya es de Eugenia, duquesa de Montoro, por habérsela cedido su madre en el reparto de los bienes que hizo antes de casarse con Alfonso Díez.

 

Cayetana fue el primer refugio que buscó Eugenia cuando saltó a la luz pública la demanda que Francisco Rivera le había puesto en un juzgado de Familia de Madrid. Madre e hija se reunieron entonces en San Sebastián y ahora continúan manteniendo largas conversaciones en sus vacaciones familiares en Ibiza, junto a la pequeña Cayetana, que tiene en su abuela, de espíritu muy juvenil, a una consejera y confidente a quien, la joven, de casi 13 años, está haciendo partícipe de sus actuales inquietudes y deseos.

Compartir
Artículo anteriorFelipe de Edimburgo, de nuevo ingresado
Artículo siguientePrimera aparición pública de Stallone tras la muerte de su hijo