La dieta de la sopa

La dieta de la sopa

Hacer dieta en invierno tiene un problema: pasas frío. los caldos calientes son la mejor manera de mantener calor dentro de tu cuerpo cuando llega la hora de perder esos kilos que te sobran.

El consumo de caldo proporciona líquido y toda la fibra, sobre todo si no lo cuelas. Son altamente drenantes y toxificantes y grandes aliados del adelgazamiento. Además la forma triturada de los alimentos aumenta la digestibilidad de estos.

¿Durante cuánto tiempo?
Es estrictamente una dieta de choque, no se puede hacer durante más de una o dos semanas seguidas.
Se puede repetir cada cambio de estación, ante un evento importante o cuando queramos sentirnos bien, porque al ser depurativa y cargada de vitaminas mejora el estado de ánimo, ilumina la piel y ayuda a sentirnos menos pesadas, pero nunca más de 4-6 veces al año (si la hacemos cada dos meses, la prolongaremos solo durante una semana).

¿Cuántos kilos se pueden perder?
Dependiendo de cada caso, se pueden llegar a perder de 1 a 4 kilos a la semana.
•Los hombres perderán más que las mujeres.
•Si hay sobrepeso será más fácil eliminar el exceso que si estamos en normopeso y lo que queremos es mantenernos y evitar acumulaciones.
•A determinada edad, en la menopausia, resulta más díficil más perder peso.
•Si tenemos buenos hábitos de alimentación, tampoco perderemos demasiado, pero porque probablemente no lo necesitemos. Por el contrario si venimos de una dieta rica en carbohidratos, comidas rápidas, alimentos procesados, etc., nuestro cuerpo responderá con más perdida de peso aunque probablemente le cueste más reflejarlo en la báscula al principio. En estos casos (comida basura y malos hábitos habituales) sí conviene prolongarla dos semanas.
•Si la complementamos con actividad física perderemos más que si somos totalmente sedentarios.

¿cuándo está indicada?
•Como inicio de tratamiento dietético si hay sobrepeso u obesidad.
Normalemente estimula empezar una dieta de modo estricto y luego hacer un seguimiento más relajado y menos exhaustivo, incluyendo platos
sólidos.
•Después de «transgresiones» tipo vacaciones de verano o tras la época de Navidad.
¿válida para todos?
En principio la puede hacer cualquier adulto que esté sano. Recuerda que una semana es suficiente y como máximo dos.
Contraindicaciones: si existen ciertas patologías crónicas, consultar siempre antes con un médico.

¿Sabías que…?
Cuidado al cambiar de dieta. Al intestino le cuesta acostumbrarse y puede reaccionar mal, por eso es tan importante aportarle sustancias que le ayuden desde el primer momento.