La ceremonia de los cuatro papas. Todos los detalles de la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII

Dos horas duró la ceremonia de canonización de los antiguos pontífices. Un acto que congregó en la Plaza de San Pedro a cientos de miles de personas y que contó con la presencia de personalidades y autoridades, entre las que se encontraban nuestros reyes. Esto se reunirán mañana con el papa Francisco, a quien aún no conocen, en una audiencia privada.

2.264
Compartir

Medio millón de personas llenaban hoy la Plaza de San Pedro para seguir en directo la ceremonia de canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II, que comenzaba a las diez de la mañana. Un acto que se dado en llamar la ceremonia de los cuatro papas, ya que a los dos mencionados hay que sumar los de Benedicto XVI y el papa Francisco.

Pasados unos minutos de las nueve y media, llegaba Benedicto XVI, y poco después lo hacían las autoridades e invitados, entre los que se encontraban los reyes de España. Todos eran recibidos por monseñor Georg Gänswein, quien fuera su secretario personal y ahora se encarga de los asuntos del papa Francisco.

La ceremonia de los cuatro papas. Todos los detalles de la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII

Benedicto XVI llega a la Plaza de San Pedro ayudada por monseños Georg Gänswein

A la ceremonia asistieron, entre otros, los reyes Alberto y Paola y María Teresa de Luxemburgo (ambas de blanco, como doña Sofía, un privilegio reservado a las reinas católicas)) el primer ministro francés, Manuel Valls, y el italiano, Matteo Renzi, ambos acompañados por sus esposas. También hemos podido ver al presidente de Polonia (país natal de Juan Pablo II), Bronislaw Komorowski, así como al presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe.

A las diez en punto hizo su aparición el papa Francisco, seguido en todo momento por el maestro de ceremonias, monseñor Guido Marini, quien besó el altar y lo inciensó. Eso marcó el inicio de la ceremonia donde se escuchó el canto gregoriano de La Letanía de los Santos. fue entonces cuando el actual pontífice y su antecesor, Benedicto XVI, se fundieron en un cálido abrazo.

Después, el cardenal Angelo Amato hizo en latín las tres peticiones al pontífice (con “gran fuerza, con mayor fuerza y con grandísima fuerza”), para que los beatos Juan XXIII y Juan Pablo II fueran inscritos en el Libros de los Santos.

Después de que Francisco ratifique la petición tuvo lugar uno de los momentos más emotivos de la jornada, cuando llevaron al altar las reliquias de los nuevos santos. Un trozo de piel de Juan XXIII, entregada por cuatro sobrinos nietos del papa fallecido en 1963, junto al alcalde Sotto il Monte, Eugenio Bolognini y al presidente de la fundación Juan XXIII, Marco Roncalli. En el caso de la reliquia de Juan Pablo II, una ampolla de sangre, la entregó Floribeth Mora, una mujer costarricense que padecía un tumor cerebral inoperable que desapareció tras rezarle a Juan Pablo II.

La ceremonia de los cuatro papas. Todos los detalles de la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII

El papa Francisco recibe la reliquia de Juan Pablo II de manos de Floribeth Mora, quien fue curada de un tumor cerebral tras rezarle.

Las reliquias se colocaron en una peana dorada en orden cronológico y el cardenal Amato dio las gracias al Santo Padre en nombre de la Iglesia tras lo cual comenzó la liturgia.

Los días que han quedado asignados para su veneración son el 11 de octubre para Juan XXIII y el 22 de octubre para Juan Pablo II.

A las doce en punto concluyó la ceremonia con el Regina Caeli, tradicional en el tiempo de Pascua. Después, el papa Francisco saludó a las delegaciones oficiales, entre ellas la española, con los Reyes a la cabeza. Con ellos se reunirá mañana en una audiencia privada. Recordemos que a su ceremonia de entronización no asistieron los reyes, sino los príncipes de Asturias.

canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII

El primer ministro italiano Matteo Renzi y su esposa, Agnese Landini, recibidos a su llegada por monseñor Georg Ganswein.

canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII

El primer francés Manuel Valls, español de nacimiento, con su esposa, Anne Gravoin.

canonización papas

Una vista de la Plaza de San Pedro, que congregó a medio millón de personas.