La cada vez más tensa relación de Rocío Carrasco y Gloria Camila

Las palabras de Gloria Camila refiriéndose a Rociíto como “¿Qué hermana? ¿Esa a la que no veo desde hace tres años?” han abierto la caja de Pandora que ha puesto sobre el tapete las nulas relaciones que hay entre las dos hijas de Rocío Jurado.

12.770
Compartir

Hace unas semanas, justo cuando cumplió 18 años, la hija pequeña de Rocío Jurado sorprendió con unas sensatas declaraciones en las que  decía que nunca iba a dar que hablar y que quería llevar una vida discreta y apartada de los focos. Sin embargo, unos días después, quizá debido a la tensión de la situación familiar que está viviendo, sorprendió cuando dijo, a la entrada de la cárcel a la que iba a ver a su hermano, José Fernando, que llevaba tres años sin hablar con Rocío Carrasco y que su hermana ni la había felicitado por su mayoría de edad.

Gloria-Camila

Gloria Camila, que acaba de cumplir 18 años, es una niña muy responsable y centrada en sus estudios de 4 de la ESO. Al alcanzar la mayoría de edad, Gloria Camila heredó un millón de euros tal y como dejó estipulado su madre.

Rociíto-y-Fidel

Rocío y Fidel llevan quince años de relación y una vida tranquila en su casa de la urbanización Valdelagua, en Madrid. La hija mayor de Rocío Jurado es la heredera universal de la cantante y tiene los royalties de todas sus canciones.

Estas sorprendentes -y explosivas- declaraciones ponían sobre la mesa lo que era un rumor a voces desde hace muchos años: la mala -o nula- relación que hay entre las dos hijas de Rocío Jurado.

Rocío Carrasco Rociíto

Una de las pocas veces que hemos vuelto a ver junta a la familia tras la muerte de Rocío Jurado fue en 2006, en Sevilla, en la inauguración del Auditorio Rocío Jurado.

La periodista Paloma García Pelayo dijo en El programa de Ana Rosa que las tensiones habían empezado hace muchos años cuando el propio Ortega Cano le pidió a Rociíto que hablara con su hermana para que no siguiera adelante con un novio que, al parecer, no le gustaba. Pero en ese mismo programa  José Antonio, el cuñado de Rocío Jurado, afirmó que los problemas habían comenzado con la apertura del testamento.

Lo cierto es que la relación de Rocío Carrasco con la familia de su madre es cada vez más distante, y la propia Rociíto ha dicho que no quiere participar en homenajes públicos a Rocío Jurado. Pero en privado tampoco las cosas son como en vida de la cantante y, hoy por hoy, las dos hermanas no tienen relación y Rocío tampoco ha ido a la cárcel a ver a su hermano José Fernando. Con Ortega Cano, también a punto de ingresar en prisión, las cosas no van mejor y no la hemos visto con él y su nueva mujer, Ana María Aldón,  ni con el hijo que tienen en común.

Además, como informamos en el número de SEMANA que puedes comprar en tu quiosco, Rocío también tiene un frente abierto con su única hija, Rocío, que ha pedido vivir con su padre, Antonio David Flores.

Rocío Jurado y Ortega Cano

Rocío y Ortega adoptaron a José Fernando y Gloria Camila muy ilusionados. La muerte de la cantante, en 2006, terminó con esta unión familiar.