Kiko Rivera se refugia en sus suegros en su peor momento

Kiko Rivera se refugia en sus suegros en su peor momento

Tras el robo, Kiko Rivera e Irene Rosales se han mudado de Espartinas a Castilleja de la Cuesta, otro pueblo de Sevilla, donde viven precisamente los padres de ella. De esta forma, Irene podrá estar cerca de sus padres cuando se quede sola con la pequeña Ana.

kiko
Kiko Rivera no está pasando por su mejor momento.

Kiko Rivera no deja de ser noticia. Tras el robo que sufrieron Kiko Rivera e Irene Rosales en su casa de Espartinas (Sevilla), la pareja ha decidido dar el paso y ya ha encontrado una nueva casa para vivir. Sin embargo, han decidido no buscar una casa en el mismo pueblo en el que vivían, sino que han hecho las maletas para trasladarse a Castilleja de la Cuesta, pueblo sevillano en el que viven los padres de ella.

“Me voy cerca de mi madre por no quedarme sola con la niña”, declaró Irene en ‘El programa de Ana Rosa. De esta forma, la pareja ha tomado la decisión de mudarse a Castilleja de la Cuesta para estar cerca de los padres de Irene, ya que ésta pasa mucho tiempo sola cuando el dj tiene que atender sus compromisos profesionales.

irene-2
Irene Rosales ha querido mudarse cerca de sus padres.

“Me quise ir rápido porque estaba aterrada tras el robo”, ha explicado Irene a dicho programa. Y es que la pareja no había cumplido el contrato que tenía firmado con la casera, pero ésta ha entendido perfectamente que quieran mudarse por lo que habían vivido.

No obstante, los problemas no se quedan ahí, ya que Kiko Rivera ha vuelto a ser noticia esta semana por faltar a un nuevo compromiso. Y es que el dj no acudió a una cita que tenía en la sala alicantina Danzáa Klub, donde se había comprometido para ‘pinchar’. Carlos Poveda, responsable del local, ha hablado en ‘El programa de Ana Rosa’, donde ha mostrado su enfado. Éste ha asegurado que demandará al hijo de Isabel Pantoja y que le pedirá 12.000 euros por daños y prejucicios en el incumplimiento del contrato.

Carlos Poveda no dudó en presentarse en el hotel en el que estaba Kiko Rivera: “Cuando llegué, el portero no me dejó pasar. En las dos horas que estuvo en la habitación del hotel, se escuchaban todo tipo de ruidos. Había una pareja con él. Luego se fue y estuvo visitando a una chica en Benidorm”, ha declaro en el programa de Telecinco.

Kiko debía 'pinchar' en una discoteca, y no se presentó.
Kiko debía ‘pinchar’ en una discoteca, y no se presentó.