Katie Holmes se despide de Broadway

Ayer 6 de enero fue la última función de la obra Dead Accounts, con la que la exmujer de Tom Cruise no ha tenido suerte en los escenarios estadounidenses. En su último día no estuvo con ella el actor Jake Gyllenhall, con quien se rumorea mantiene un romance.

Compartir

Katie Holmes terminó ayer las funciones de Dead Accounts en el corazón de Times Square, en Broadway. La exmujer de Tom Cruise sale sonriente, como vemos en estas fotografías, de la que fue su última función, pese a que la obra se retira de cartel por falta de público. La obra se estrenó el pasado 29 de noviembre, por lo que su nombre estuvo poco más de un mes brillando en las marquesinas más codiciadas del teatro estadounidense.

Katie Holmes

Katie camina por las calles de Broadway tras abandonar el teatro.

Pero Katie, con un look boho (bohemian chic), muy neoyorkino, sale del teatro Music Box feliz. Quizás porque este nuevo revés en su vida tras su complicado y sorprendente divorcio de Tom Cruise quede suavizado por el que sería uno de los romances del año de confirmarse: la relación que mantiene con el actor Jake Gyllenhall. Por ahora ellos lo niegan, pero son muchos quienes aseguran que es una estrategia del protagonista de Brokeback Mountain para mantenerlo en secreto, pues al parecer, es frecuente verlos de cena por los restaurantes más románticos de la ciudad, así como que ella le visite en la casa que él tiene en el West Village, uno de los barrios más chics y trendy de la ciudad de los rascacielos.