Kate Middleton, radiante, no para de recibir regalos para su bebé

La duquesa de Cornualles presumió de embarazo en un centro infantil en  Buckinghamshire, adonde acudió con su marido, el príncipe Guillermo. Allí demostró su cercanía con la gente y fue obsequiada con un buen montón de regalos, cartas, flores y felicitaciones por parte de las personas que esperaban fuera.

1.670
Compartir

Kate Middleton no se despega de su sonrisa, y más desde que sabe que va a tener su primer hijo, que nacerá el próximo julio. Y su gancho con la gente no para de crecer, como pudimos comprobar en uno de sus últimos actos públicos, en el que asistió con su marido, Guillermo de Inglaterra, a las oficinas del centro Child Bereavement UK, una fundación benéfica de la que el príncipe es patrón, que tuvo lugar en Saunderton (Buckinghamshire). Dicha organización ayuda a las familias que han perdido a un familiar en su infancia o juventud.

La duquesa de Cornualles, de 31 años, brilló con un coqueto abriguito crema de la firma británica Goat (valorado en 650 euros), del que sobresalía el cuello de bebé del vestido que llevaba por debajo, demostrando que su embarazo no le ha restado un ápice de estilo, sino todo lo contrario. Kate se acercó a las numerosas personas que aguardaban fuera y los saludó e intercambió algunas palabras con ellos, momentos en los que aprovecharon para darle todo tipo de regalos para su bebé: tarjetas, flores e incluso un osito con un cariñoso mensaje, en el que podía leerse: “Para Guillermo, Kate y la Barriguita, espero que disfruten de la visita”.

Kate-Middleton

Kate, embarazada de cinco meses y medio, guapísima con un abrigo corto con cuello de bebé de la firma Goat. 

KateMiddleton-Guillermo

Kate y Guillermo, a la salida del centro, tan espontáneos como siempre.

Hay que recordar que durante otra visita oficial en Grimsby, una persona también le regaló un osito y fue cuando Kate tuvo su famoso desliz al revelar, posiblemente, el sexo de su bebé, que sería una niña.

En esta ocasión, los labios de la duquesa permanecieron sellados, limitándose a dar las gracias. Hace unos días, eso sí, durante la celebración del Día de San Patricio en la localidad inglesa de Aldershot, la duquesa reveló a un joven miembro de la guardia: “Guillermo prefiere niña y yo, niño”

Una vez en el interior, Kate y el príncipe se reunieron con los responsables del centro, interesándose por su labor y compartiendo experiencias con algunos niños presentes, con quienes se lo pasaron en grande. Ella se quitó el abrigo y dejó ver su bonito vestido negro con cuello de bebé en blanco, de la popular marca Topshop, que se vende por unos 70 euros. 

Lejos quedan ya las molestias que sufrió en sus primeras semanas de gestación, cuando tuvo que ser ingresada por fuertes náuseas y deshidratación. Kate Middleton está radiante y muy activa, como lo demuestra el hecho de que no para, ya sea cumpliendo con su agenda, como viajando por compromisos personales, como la reciente boda de unos amigos en Suiza

Kate-Middleton

Una vez dentro, la duquesa de Cornualles dejó ver su coqueto vestido, esta vez negro, y también con cuello de bebé de Topshop.

Kate-Middleton-Guillermo

Kate y Guillermo, a la espera de convertirse en padres por primera vez, demostraron que tienen buena mano con los niños.

 

 

Compartir
Artículo anteriorLos vestidos de Diana de Gales, subastados por más de un millón de euros
Artículo siguienteCarla Bruni vuelve a ejercer de modelo