Kate Middleton, criticada por sus excesivos gastos

Kate y Guillermo están en el punto de mira. Los cuatro millones de libras (unos cinco millones de euros) que está costando la reforma del Palacio de Kensington, en el que viven, ha levantado una polvareda mediática que, desde Buckingham Palace, han justificado con el argumento de que “hay que devolver a la residencia su función de espacio habitable”.

Compartir

Los duques de Cambridge están en el punto de mira por las obras del palacio en el que tienen su residencia, pues las obras de reforma del Palacio de Kensington se han disparado y ya ascienden a casi cinco millones de euros.

Desde el Palacio de Buckinghman han querido salir del paso diciendo que el edificio estaba en muy mal estado y que, al ser un edificio histórico y protegido, las obras deben estar controladas por patrimonio y requieren de unas características especiales que las encarecen. Guillermo de Inglaterra volvió al palacio en el que creció tras el nacimiento de su hijo, el príncipe George, en 2013. Y según el Daily Mail, los trabajos de rehabilitación se hacen para devolver al palacio “su función habitable”.

Carlos de Inglaterra y Kate Middleton en Ascot

Kate Middleton, hace unos días, a su llegada a Ascot con su suegro, el príncipe Carlos de Inglaterra.

Harry Kate y Guillermo de Inglaterra

Harry de Inglaterra, Kate y su marido, Guillermo, el pasado 14 de junio en el balcón de Buckingham viendo el Trooping of Colour, el tradicional desfile para festejar el cumpleaños de Isabel II.

El Palacio de Kensington, en el que vivieron Carlos y Diana de Gales durante su matrimonio, y en el que continuó viviendo Diana tras su divorcio, es el lugar en el que crecieron los príncipes Guillermo y Harry. Situado en pleno centro de Londres, al lado de Hyde Park, pertenece a la Corona británica desde 1689. Su primer nombre fue Nottingham House, pero los jardines de Kensington, en los que estaba construido, eran tan conocidos que terminaron por dar nombre al palacio.

Palacio-de-Kensington

Una de las fachadas del Palacio de Kensington, en el que vivieron Carlos y Diana y donde crecieron sus hijos, Guillermo y Harry.

Palacio-de-Kensington

Fastuosa escalera del Palacio, que pertenece a la Corona británica desde 1689.

Palacio-de-Kensington

Uno de los salones. El palacio es visitable y tiene una zona privada en la que que viven los duques de Cambridge.

Jardines-de-Kensington

Los  preciosos jardines de Kensington, en los que se construyó el palacio y que terminaron por darle nombre.