José Ortega Cano se refugia en sus mujeres al finalizar su año más agridulce

El extorero, ganadero y empresario José Ortega Cano ha vuelto en AVE a Sevilla con su hija Gloria Camila, su novia Ana María Aldón y la hija de la sanluqueña. Ortega piensa pasar parte de las navidades en su finca de la sierra norte sevillana y en compañía de las mujeres en las que se está apoyando en estos momentos especialmente difíciles para él. El viudo de Rocío Jurado tendrá que afrontar el próximo 12 de marzo en el juzgado de lo Penal número 6 de Sevilla el juicio por el accidente de automóvil que provocó cuando, al salirse de su carril e invadir el contrario, colisionó con el coche que conducía el vecino de Castilblanco de los Arroyos, Carlos Parra Castillo, que falleció en el acto. La fiscalía solicita para José Ortega Cano una condena de cuatro años de cárcel.

78
0
Compartir

Además de la pena de cárcel, también se solicita para Ortega Cano 500.000 euros de indemnización para la familia Parra lo que, unido a sus circunstancias familiares y económicas en estos momentos, le ha llevado a poner a la venta su finca Yerbabuena, donde pasará estos días tan propicios a la melancolía y donde José vivió sus días más felices junto a la inolvidable Rocío Jurado.
Sin duda Gloria Camila, que se ha convertido en su apoyo más incondicional y su mano derecha, dadas las desavenencias que mantiene abiertas con su hijo José Fernando, será un bálsamo para la tristeza en estas fechas tan señaladas en las que las ausencias de otros seres queridos se hace especialmente dolorosa.

Ortega-Cano y-Gloria Camila-en Sevilla

El extorero, ganadero y empresario, José Ortega Cano, cuenta con el apoyo incondicional de Gloria Camila, muy madura a sus 16 años.

Junto a Ana María Aldón, en avanzadísimo estado de gestación ya, y el hijo que le dará en febrero se abre otra fuente de esperanza para José Ortega Cano, que el próximo 27 de diciembre celebrará en familia su 59 cumpleaños.
La magnífica relación que Ana María Aldón está estableciendo con Gloria Camila es motivo de tranquilidad y alegría para José Ortega Cano, que favorece igualmente la amistad que ha surgido en estos meses entre su hija y la de su novia, que son de la misma edad y congeniaron desde que se conocieron. Además Gloria Camila está encantada con esta nueva familia que el torero intenta forjar junto a la frutera de Sanlúcar y el bebé que pronto nacerá, su nuevo hermano. Será un varón como ha confesado el torero, que aguarda con esperanza la llegada de un nuevo “machote” a la familia Ortega Aldón.
Sin duda será un rayo de luz en un panorama muy oscuro, pues la vista oral del juicio  de José está señalada para unas semanas más tarde del nacimiento de su tercer hijo, que será el primero biológico, con el añadido de nuevas emociones que el acontecimiento supondrá para el torero… Poco después, el 12 de marzo Ortega Cano tendrá que hacer frente a una grave acusación por presunto delito de homicidio imprudente y otros dos delitos contra la seguridad vial, ya que según el fiscal, circulaba a 125’2 kilómetros por hora frente a los 51 km/h de la víctima, con lo que a consecuencia de la «brutal» colisión, Carlos Parra falleció en el acto por traumatismo torácico severo y rotura cardíaca. Según las pruebas a las que fue sometido el acusado en el hospital Virgen Macarena, donde ingreso por las lesiones sufridas en el accidente, arrojaron un resultado de 1,26 de gramos de alcohol por litro en la sangre.

Ana-Maria-Aldon-en Santa Justa

Ana María Aldón, en su séptimo mes de embarazo, a su llegada a la estación del AVE en Sevilla. La madre del hijo de Ortega Cano no posó para la foto junto a José y Gloria Camila.

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO