Joaquín y Marie de Dinamarca dejan Londres

Los príncipes Marie y Joaquín fueron los últimos royal daneses en llegar a Londres para asistir a los Juegos Olímpicos y participar en la ceremonia de clausura en el estadio Olímpico en Stratford.   Los condes de Monpezat viajaron con sus dos hijos, el príncipe Enrique y la princesa Atenea, con los que se alojaron en el yate de la familia real, el Dannebrog, cuartel general de la familia real danesa.

Compartir

El príncipe Enrique no se perdió detalle de las maniobras de desatraque en cubierta junto a sus padres, mientras Atenea, su hermana, un bebé de solo siete meses, permanecía en el interior.

El Dannebrog puso rumbo a la bocana del puerto de Londres tras permanecer amarrado en el muelle West India durante todos los Juegos Olímpicos, en los que sirvió de alojamiento a la familia real y como centro de recepciones para atletas daneses y personalidades.

Compartir
Artículo anteriorJessica Biel y Kate Beckinsale, duelo de bellezas
Artículo siguienteTerelu Campos, de compras por Puerto Banús