Jessica Bueno se reúne con su hijo y le hace una fiesta de cumpleaños retrasada

Al día siguiente del PRIMER CUMPLEAÑOS DE SU HIJO, Jessica Bueno recogió a su bebé a Kiko Rivera para hacerle al pequeño, con un día de retraso, una fiesta de celebración en su casa de Los Molares. Jessica Bueno fue personalmente a recoger a su hijo, al igual que había hecho anteriormente Kiko Rivera, que fue a la casa de los padres de Jessica en Los Molares a buscar al pequeño el mismo día de dictarse el auto judicial, el lunes a las seis y media de la tarde. Ya se han encontrado el hijo de Isabel Pantoja y la modelo sevillana tres veces en menos de una semana: LA PRIMERA FRENTE A LA JUEZA DE FAMILIA, para declarar y las dos siguientes para recoger a su hijo Francisco.

Compartir

Francisco Rivera Bueno había pasado cuatro días con su padre cuando Jessica Bueno le recogió en la casa de Kiko en Sevilla. Empiezan así a cumplir las medidas dictadas por la magistrada del juzgado número 17 de Sevilla, que dictaminó custodia compartida hasta que el niño cumpla los tres años.

Jessica Bueno  en Los Molares (Sevilla)

Jessica recobró el ánimo ante la perspectiva de reunirse con su hijo Francisco, de quien pasó separada cuatro días, entre otros el del primer cumpleaños de Francisco.
Esta primera semana así lo han hecho, pues Kiko recogió a Francisco el lunes por la tarde y Jessica se lo llevó con ella el jueves. El pasado miércoles, día del primer cumpleaños del niño, en cumplimiento del auto, Francisco lo pasó con su padre y su abuela, Isabel Pantoja, en ‘La Cantora’. A la fiesta infantil también asistió su tía paterna, Chabelita, que un día más tarde iba a cumplir dieciocho años y a convertirse en noticia de portada por el anuncio de su próxima maternidad.

Jessica Bueno y su hijo Francisco en Los Molares (Sevilla)

Jessica con su hijo dormido en sus brazos, fotografiada a su llegada al chalé de sus padres en Los Molares, pasadas las ocho de la noche.
Para Jessica Bueno el miércoles 6 fue un día muy duro, ya que no pudo disfrutar de su hijo en esta fecha tan especial. Triste y muy sola sin su pequeño y sin tener tampoco junto a ella a su novio, Jota Peleteiro, Jessica sí estuvo arropada por su familia, que está apoyándola en todo. En ausencia de Francisco, Jessica pasó el primer cumpleaños del niño a más de cien kilómetros de su hijo, merendando con sus primas y recibiendo algunos regalos que llegaron en esa fecha a su casa para el pequeño. Era la primera fiesta que Jessica organizaba en honor de su hijo, pero sin su presencia, que tan en falta echó como madre.

Jessica-4

El entorno de la modelo asegura que en el juzgado no ha habido auto de custodia compartida sino ratificación de convenio regulador de visitas y pensión firmado de mutuo acuerdo por las partes ante la juez. Algo que desmienten en fuentes próximas al clan Pantoja.

Mientras tanto, en ‘La Cantora’, Kiko Rivera era el hombre más feliz del mundo pudiendo estar con su hijo en su cumpleaños y tanta fue su alegría, que el hijo de Isabel Pantoja le regaló al niño, pese a su corta edad, su primer coche: un Ferrari. También le obsequió a Francisquito un muñeco gigante de Bob Esponja, sin duda un juguete más apropiado para el bebé.

Jessica Bueno haciendo las compras para la fiesta de cumpleaños de su hijo Francisco en Sevilla

La modelo sevillana ocupó parte de su tiempo en hacer las compras para organizar una fiesta de cumpleaños para su niño en Los Molares. Jessica Bueno compró una caja de pasteles artesanos para la merienda.
El jueves 7 de noviembre Jessica Bueno fue con una puntualidad británica, según lo estipulado en el régimen de visitas, a recoger a su hijo al domicilio de Kiko en Sevilla, un chalé que el dj. ha alquilado en una zona residencial de la capital andaluza desde hace unos meses.
El semblante de la modelo distaba mucho al de la víspera y días anteriores, que tan duros han resultado para Jessica Bueno. Visiblemente más tranquila ante la perspectiva de reunirse con su bebé, vimos a una Jessica relajada y feliz al poder tener de nuevo con ella a su hijo.

Jessica Bueno en Los Molares (Sevilla)

Jessica luce en su mano el tatuaje con el nombre de SU NOVIO, EL FUTBOLISTA JOTA PELETEIRO, con el que no ha podido contar junto a ella en estos momentos, ya que el futbolista juega con el Eibar y vive en aquella localidad guipuzcoana.

La ejecución literal de la disposición judicial, en los horarios, lugares y personas designadas para recoger a Francisco denota que la tensión entre Kiko Rivera y Jessica Bueno no ha decrecido. La crispación entre la pareja es grande, aunque estén condenados a llegar a un entendimiento, como les indicó la jueza, que les advirtió igualmente acerca de mantener la privacidad de su hijo y de abstenerse de hacer declaraciones sobre él.

Jessica Bueno de compras de artículos infantiles en Sevilla para la fiesta de cumpleaños de su hijo Francisco

Jessica Bueno dedicó las horas previas a reunirse con su hijo a organizarle la fiesta de cumpleaños al niño, la segunda que vivió Francisco en solo 48 horas… Custodia compartida, fiestas duplicadas.
Han surgido rumores de que la anunciada custodia compartida pudiera no ser tal y que lo alcanzado en el juzgado 17 ha sido la ratificación de un convenio regulador de mutuo acuerdo firmado por Jessica y Kiko en presencia de la magistrada, dotándolo así de toda la validez legal y siendo obligatorio su cumplimiento para las partes. El entorno de la modelo ha querido aclarar que lo firmado, de mutuo acuerdo, ha sido la regulación del  régimen de visitas y el importe de la pensión que el dj. le tiene que pasar a Jessica para la manutención del niño.

El contenido de este acuerdo, según esta fuente, establecería que Kiko Rivera estará de lunes a jueves cada dos semanas con su hijo y el resto del tiempo lo pasaría el niño con su madre. Una filtración que, por otra parte, desmienten otras fuentes más próximas al ‘clan Pantoja’, que mantienen que se ha dictado una custodia compartida en toda regla, mitad de tiempo con uno y mitad de tiempo con otra, y sin pago de pensión en concepto de manutención del menor.
Habrá que seguir esperando y atentos a la evolución de los acontecimientos para ratificar quién tiene razón y si Francisco solo ve a su padre, Kiko Rivera, de manera alterna o todas las semanas.