Javier Bardem habla por fin de sus hijos (y nos deja muy...

Javier Bardem habla por fin de sus hijos (y nos deja muy sorprendidos)

El actor se ha sincerado con una conocida publicación norteamericana sobre su papel de padre y el lugar que ocupa la familia en su vida. 

Si hay algo que caracteriza a la familia de Javier Bardem y Penélope Cruz esto es, sin duda alguna, su obsesión por la privacidad y su hermetismo en todo lo que tenga que ver con su vida personal y familiar. Muy celosos de su intimidad, el matrimonio formado por dos de nuestros actores más internacionales apenas se deja ver en público cuando no está trabajando, intenta que sus hijos no sean fotografiados y que no se sepan detalles sobre sus gustos, sus rutinas o cualquier dato que no tenga un fin puramente profesional.

Ha encontrado la felicidad junto a Penélope Cruz
Ha encontrado la felicidad junto a Penélope Cruz

Es una de las parejas que más ha llevado al extremo la cuestión de la privacidad, marcando una estricta línea entre lo que abarca su vida pública y la privada. Sin embargo, no todo es blanco o negro, sino que el mundo está lleno de grises y resulta inevitable que de vez en cuando se filtre algún dato sobre sus dos hijos, se les hagan reportajes en familia o incluso se les pregunte abiertamente cómo se comportan en la intimidad.

A sus 48 años, el actor ha dejado atrás su hermetismo y se ha sincerado sobre el papel más importante de su vida, el de padre. Lo ha hecho con una publicación norteamericana, y es que tanto Bardem como Penélope parecen sentirse más cómodos cuando son medios extranjeros los que les preguntan sobre su vida privada.

La familia es lo más importante
La familia es lo más importante

En este caso, el hijo de la veterana Pilar Bardem ha concedido una extensa entrevista a la revista especializada Esquire, donde ha hecho un repaso a su intensa e interrumpida historia de amor con Penélope Cruz. Un romance que casi empieza cuando la actriz era apenas una adolescente en el rodaje de “Jamón, Jamón”, aunque la vida separó sus caminos hasta varios años después.

Hoy, casados desde 2010 y con dos hijos en común, Bardem tiene claro que la de Alcobendas es su media naranja. Una mujer con la que comparte pasiones, gustos, profesión y que le hace capaz de conciliar las dos esferas más importantes de una persona, la personal y la profesional.

Pilar Bardem ocupa un lugar fundamental
Pilar Bardem ocupa un lugar fundamental

El actor ha reconocido que “estar más de dos semanas lejos de su familia le parte el corazón, de forma literal, es algo que se vuelve hasta físico”.  Para el intérprete, “el amor de un padre es tan inmenso que nadie puede entenderlo hasta que lo experimenta”. Por eso, intenta pasar la mayor parte del tiempo con su familia y llevarles consigo si los rodajes van a ser demasiado largos.

Bardem ha reconocido que la familia es un pilar fundamental en su vida y algo que lleva valorando mucho desde pequeño. Para él, su madre es una de las personas más importantes, porque siempre le ha demostrado lo mucho que ha hecho por él, lo que ha luchado para sacarles adelante y esto es algo por lo que se siente muy afortunado.

Están muy enamorados
Están muy enamorados

Haber aprendido tanto de su madre le hace valorar aún más lo que tiene. Pese a que adora su trabajo y prefiere personajes complejos y con un lado oscuro de los que pueda extraer alguna enseñanza, el momento más feliz de su día a día es cuando regresa a casa y está junto a los suyos.

Aunque parezca mentira, el intérprete disfruta jugando con su mujer y sus dos hijos, Leo y Luna. Muy sincero y emocionado, Javier asegura que convierten su casa en un castillo y se sienten príncipes y princesas que tienen que luchar contra dragones. Todo un mundo de fantasía que mucho tiene que ver con su propia profesión. Esta claro que a pesar de parecer en la alfombra roja tan distante e inalcanzable tiene su lado tierno. El de padre es, sin duda, su mejor papel.

 

Artículo anteriorLa esperada vuelta de Rosa Benito a la televisión
Artículo siguienteEl secreto mejor guardado de Hugh Jackman tiene que ver con su madre