Isabel Sartorius: “Sigo sin pareja y no tengo actitud de buscar novio”

La exnovia del príncipe Felipe amadrinó el lanzamiento de las pastillas Xanthigen, un quemagrasas con efecto antiedad, con las que ella ha perdido cinco kilos en dos meses. Isabel Sartorius se ha embarcado en un nuevo proyecto profesional como coach y asegura que está encantada sin novio.

7.104
Compartir

Isabel Sartorius es consciente de que su relación con la báscula es complicada: “La lucha con el peso la voy a tener siempre porque me gusta comer. Yo ya no me peso, aunque ahora me cuido más porque estoy en una edad complicada en la que cada vez cuesta más perder los kilos. Así que evito los carbohidratos, sobre todo a partir de las cinco de la tarde, y me ayudo con máquinas Lpg para el drenaje”.

Después de varios negocios fallidos, se ha metido en el mundo de coaching: “Tengo varios clientes. Me gusta escuchar, asesoro y oriento y estoy preparando un proyecto más ambicioso con tres socios  de coaching online. He sido un desastre como empresaria porque nunca me he involucrado en los proyectos, por eso ahora tengo el reto de ver cuánto me dura esto del coaching“.

Sartorius

Isabel Sartorius afirma: “Ahora no, pero igual en diez años me hago un lifting”.

En el terreno sentimental asegura que está sola: “Sigo sin pareja, tengo pretendientes, pero no tengo actitud de buscar novio, estoy muy acostumbrada a estar sola. Como me decía mi madre, soy como los taxis parece que llevo siempre el cartel de ocupada. Creo que no sería posible compartir mi vida con nadie, no me apetece, cada uno en su casa”.

Quien quiere que encuentre novio es su hija Mencía, a punto de cumplir 17 años, y que el año que viene se irá a estudiar a Estados Unidos: “Yo estoy preparada para que se vaya y encantada. A los hijos hay que darles raíces y alas a la vez”.

Isabel Sartorius

“Me gusta estar en casa, leer, ir al cine. Voy tres veces por semana”.

Isabel mantiene una magnífica relación con los príncipes de Asturias, asegura que Letizia es encantadora y no quiere entrar a hablar sobre las polémicas vacaciones de Semana Santa, de lujo en tiempos de crisis, de los miembros de la Familia Real: “Juzgo poco, pero menos a la gente que quiero”