Isabel Preysler admite: “He perdido algún kilo por una medicina que tomo para la migraña”

La decana de las reinas de corazones, Isabel Preysler, volvió a reaparecer por Navidad para hacer frente a su agenda como imagen publicitaria de una de sus firmas de cabecera y, habló sobre su extrema delgadez que tanto ha dado que hablar en las últimas semanas. En entrevista concedida a Maria Eugenia Yagüe publicada en ‘LOC’, Isabel Preysler, de 62 años, pasaba del anterior “siempre he estado delgada” a asumir lo que saltaba a la vista de todos, que ha perdido peso, algo que se evidencia especialmente en alguien a quien no le sobraba grasa, y que explica ahora así, procurando zanjar la polémica: “He perdido algún kilo por una medicina para la migraña”.

8.017
Compartir

Si alguien tiene una BIOGRAFÍA SENTIMENTAL digna de revisión, esa es Isabel Preysler: primera esposa de Julio Iglesias y madre de sus tres hijos mayores, “Julio me trataba como a la reina de Saba”, ha recordado ahora; su segunda boda la convirtió en marquesa de Griñón y madre de la tercera hija de Carlos Falcó; y su tercer matrimonio, el único civil de los tres y el más duradero, la convirtió en madre del más poderoso ministro de Felipe González, Miguel Boyer, con quien tuvo a la menor de sus cinco hijos.

Pese a haberse convertido en una leyenda rosa por su irresistible trayectoria matrimonial, Isabel Preysler ha trabajado para convertirse en toda una celebrity por sí misma: “Porque me gusta independizarme (…). Es la educación que siempre he intentado darles a mis hijas y que no es precisamente la que me han dado a mí.(…) Es fundamental, poder sostenerte a ti misma y seguir adelante sola”.

ISABEL PREYSLER Y TAMARA FALCO DURANTE LA INAUGURACION DE UNA TIENDA DE LA FIRMA PORCELANOSA EN BARCELONA 19/12/2013 BARCELONA

Isabel Preysler sigue siendo musa de una conocida firma de cerámica desde hace 30 años y es una mujer independiente económicamente. En la foto, con su hija Tamara durante SU ÚLTIMA APARICIÓN PÚBLICITARIA previa a las fiestas.

Está encantada Isabel Preysler de llevar las riendas de su vida y manejar la llave de su economía: “Y no tener que rendir cuentas económicas a nadie aunque la verdad es que he tenido mucha suerte con los hombres que han estado en mi vida. No me habrá ido bien en los matrimonios pero todos se han portado muy bien conmigo”. Con sus dos exmaridos sigue una tónica de cordialidad: “Nunca se ha perdido el respeto entre nosotros y eso es lo que mantiene después una buena relación. Si se rompe una pareja después de haberse perdido el respeto, todo es más difícil. Mis hijos jamás han visto una discusión”.

Sus cinco hijos, muy diferentes en sus trayectorias vitales y profesionales, son su mayor orgullo, la benjamina, Ana Boyer, ha sido la última en incorporarse a la vida laboral: “Empezó a trabajar la semana pasada y está encantada en un despacho de consultoría estratégica, lo que ella quería. Así que trabaja como el resto de los mortales y como lo ha hecho siempre su padre. No es que sus hermanos no trabajen pero lo hacen de otra forma, sobre todo Enrique. Yo ESTOY MUY ORGULLOSA DE  ANA. Además de ser buena niña, como estudiante ha sido muy brillante en las dos carreras. Y en casa siempre se ha portado muy bien”.

Sus dos hijas menores, Tamara Falcó y Ana Boyer, son sus herederas en el mundo publicitario, donde las comparaciones son moneda de uso corriente: “No es porque sean mis hijas, pero ellas son mejores que yo. Me dan mil vueltas, tienen carreras, están mejor preparadas. No me puedo comparar”.

ISABEL PREYSLER DURANTE LA 9 EDICION DE LOS PREMIOS VOGUE JOYAS 2013 11/12/2013 MADRID

La extremada delgadez de Isabel Preysler se hizo evidente cuando reapareció en un acto publicitario A FINALES DE OTOÑO en Madrid.

Ahora Ana Boyer Preysler  está en el ojo del huracán mediático tras su NOVIAZGO CON FERNANDO VERDASCO, el campeón de tenis español: “Le conozco perfectamente, va por casa sin parar, ya es uno más de la casa porque viene todos los días. Es encantador y muy buen chico, sano, disciplinado y trabajador. Y lo más importante, que Ana está feliz, está ilusionada y me encanta verla feliz”.

Miguel Boyer, según refiere su mujer, Isabel Preysler, a María Eugenia Yagüe: “Miguel tiene adoración por Ana y lo que a su hija le parezca bien, a él también le gusta. Mi marido cree mucho en lo que yo opine, los dos vemos importante que sea trabajador, con eso tienes mucho ganado, educado y cariñoso con nuestra hija”.

Estas están siendo unas fiestas atípicas para los Boyer-Preysler ya que algunos de los miembros del clan no irán al cuartel general de Puerta de Hierro: “El marido de Chábeli tenía que resolver un tema de trabajo en Estados Unidos, Enrique también tenía un compromiso y quería que nos reuniéramos en su nueva casa de Miami… Pero, no puede ser, porque mover a Miguel es muy complicado, ni siquiera es fácil viajar en un avión privado. Son muchas horas para él, es imposible”.
Sin duda la vida social de Isabel Preysler, reina de los salones más glamourosos, ha dado un giro de ciento ochenta grados desde que Miguel Boyer sufriera un ictus hace casi dos años: “Salir no salimos nada, pero Miguel recibe visitas sin parar. Hemos cenado con amigos en casa y hemos salido a casas de amigos, es lo máximo que hemos hecho, pero normalmente intentamos recibir en casa tranquilamente, noches que no sean muy largas porque Miguel se cansa enseguida. Con la convalecencia de Miguel, la vida me ha cambiado por completo, pero lo llevo perfectamente. Soy una persona bastante positiva y me gusta pensar que si la vida me ha cambiado, no puedo decir que me haya cambiado para mejor, pero me ha servido para hacerme, espero que sea así, mejor persona. Lo intento mirar positivamente. Me digo: “Hay que asumir esto, por algo será”. Y resulta que luego te das cuenta que eres más fuerte de lo que te imaginas y capaz de sacrificarte por alguien”.

ISABEL PREYSLER DURANTE LA 9 EDICION DE LOS PREMIOS VOGUE JOYAS 2013 11/12/2013 MADRID

 

Isabel Preysler en su última salida festiva en Madrid, sin Miguel Boyer, su marido que está muy limitado en su movilidad tras sufrir un ictus hace casi dos años.

Compartir
Artículo anteriorGenoveva Casanova se retoca la silueta
Artículo siguienteOrtega Cano ha recibido el alta médica y podría entrar pronto en prisión