Isabel Pantoja vuelve al banquillo de los acusados con Julián Muñoz y Maite Zaldívar

El juicio a la cantante, Julián Muñoz y Maite Zaldívar se retomó el 1 de octubre tras un paréntesis de tres meses. Isabel volvió a reencontrarse en el banquillo de los acusados con Julián y Maite en la Audiencia Provincial de Málaga donde se reanuda la vista oral que los juzga por blanqueo de capitales. El primero en llegar al juzgado fue un madrugador Julián Muñoz, algo más tarde lo hizo Isabel Pantoja acompañada por su letrada, y la última fue Maite Zaldivar, escoltada por su novio. El encuentro entre los que protagonizaron uno de los triángulos amorosos más mediaticos de los últimos tiempos se produjo en el interior de la sala.

Compartir

 

 

 

 

 

Isabel, Julián y Maite, un triángulo amoroso que ha terminado en los tribunales por blanqueo de capitales.

 

La esperadísima declaración de la tonadillera aún deberá esperar unos días, como las del exalcalde y su exmujer, pues las primeras sesiones estarán dedicadas a la exposición de los letrados. Posteriormente, el tribunal suspenderá la sesión hasta el día 11 de octubre, en que se prevé que haga pública su resolución antes de dar paso a las declaraciones de los acusados. El juicio se retomará el día 15 y a partir de esa fecha se celebrará todos los lunes y martes de cada semana hasta el 16 de abril de 2013.

Isabel Pantoja Martín, de 56 años, está acusada de blanquear 1,8 millones de euros obtenidos presuntamente de forma ilícita por Julián Muñoz del Ayuntamiento de Marbella mientras duró su relación sentimental con el exalcalde, que previamente, según el fiscal, se valió de Maite Zaldívar durante su matrimonio. La acusación pública sostiene que ambas mujeres eran “perfectamente conocedoras” del origen ilícito de los fondos.

El fiscal pide siete años y medio de cárcel para Julián Muñoz por blanqueo de capitales y cohecho y multa de más de siete millones de euros. Isabel Pantoja se enfrenta a tres años y medio de prisión y 3,8 millones de sanción por blanqueo, la misma pena que se solicita para Maite Zaldívar, aunque para ésta la multa asciende a 2,6 millones de euros. Las defensas de los acusados piden la libre absolución.

Ciento cincuenta periodistas se han acreditado para informar de uno de los casos judiciales de mayor impacto popular. Durante seis meses, hasta mediados de abril, la cantante tendrá millones de ojos pendientes de ella y  pasará su particular calvario ante el tribunal, donde tendrá que compartir banquillo, entre otros, con su expareja y la exmujer de éste.