Isabel II tiene que apretarse el cinturón según el Parlamento británico

El Comité de Cuentas Públicas del Parlamento británico ha dado un toque de atención a la reina Isabel II a la que han pedido que reduzca sus gastos y que renueve de una forma sostenible el patrimonio real.

Compartir

El comité, encabezado por la diputada Margaret Hodge, critica la gestión de las finanzas reales y considera que pueden hacerse ahorros, pues la Casa Real solo ha reducido un cinco por ciento sus gastos y mantiene a todos sus funcionarios, mientras el resto de organismos públicos ha afrontado recortes del 30% y miles de despidos . Isabel II recibirá del contribuyente en 2014 unos 46 millones de euros para cumplir sus funciones oficiales, mantener su personal y las residencias, pero según la diputada: «Están gastando por encima de sus posibilidades y han recurrido a las reservas», y ofrece el dato de que el año pasado la casa real gastó más de lo asignado -unos 2,7 millones de euros-, por lo que ha tenido que recurrir a un fondo especial de reservas. Este fondo cuenta solo con 1,2 millones de euros, muy lejos de los 42 millones que tenía en 2001.

isabel-2

A Isabel II no le salen las cuentas y ha recibido la reprimenda directa del Parlamento.

A Isabel II, que tiene fama de tacaña, se le ha criticado en el Parlamento que la casa real no siguiera medidas de austeridad, pues apenas recortó sus gastos el año pasado en el 5 por ciento, mientras que observó que algunas propiedades de la corona se «están deteriorando» y no ha estimado el gasto de su reparación. «Han tratado de aumentar el dinero que reciben abriendo el palacio de Buckingham. Pero se puede hacer más  para aumentar los ingresos», dijo Hodge. El palacio está abierto al público en agosto cuando la reina Isabel II pasa sus vacaciones en el castillo de Balmoral (Escocia), pero permanece cerrado a los visitantes el resto de año, a pesar de que la soberana no está todo el tiempo en esa residencia a la que no considera un hogar, sino «su oficina». También le censuran el deterioro del patrimonio real y que algunas residencias estén en estado ruinoso: «Debe tomar las riendas de la situación». Estas fuertes críticas coinciden con los comentarios sobre la posible abdicación de Isabel II en su hijo Carlos, algo que los expertos coinciden en que no sucederá.

buckingham-palace

Según el informe, el palacio de Buckingham se deteriora a pasos agigantados e Isabel II no de ocupa de reformar una instalación de gas y electricidad que data de 1949 y cuesta un millón de euros anuales.