Hillary Clinton recibe el alta médica y abandona el hospital

Hillary Clinton abandonó el hospital Presbiteriano de Nueva York donde fue ingresada el 30 de diciembre, tras formársele un coágulo en la cabeza. La secretaria de Estado de Estados Unidos abandonó el hospital neoyorquino junto a su marido, Bill Clinton, y su hija Chelsea. Hillary ha permanecido cuatro días en el centro, tras serle detectado un coágulo en la cabeza el domingo 30 de diciembre de 2012. El equipo médico ha estimado que “está haciendo buenos progresos en todos los frentes y están seguros de que tendrá una recuperación completa”, ha señalado el Departamento de Estado, que añadió que “está deseosa de volver a la oficina”. 

391
Compartir