Así es Helle Thorning-Schmidt, la primer ministro danesa con la que ‘coqueteó’ Obama

Entre los 90 jefes de gobierno y estado, la primera mandataria danesa, la socialdemócrata Helle Thorning-Schmidt, apodada ‘Gucci Helle’ por su gusto por la ropa de diseño, fue la gran protagonista de la magna concentración de personajes poderosos que se dieron cita en Sudáfrica para asistir al histórico funeral de Mandela en Soweto. La espontánea y divertida selfie que se hizo la atractiva primera ministra de Dinamarca, en el Soccer Stadium con el presidente Obama, a la que se sumó el primer ministro británico, David Cameron, convirtieron la imagen de Helle Thorning-Schmidt en la más reproducida en los grandes medios de comunicación mundial y en ‘trending topic’ en las redes. Todos los focos apuntan ahora a la primera ministra danesa, que ha quitado hierro al visible ataque de celos de Michelle Obama asegurando: “Somos simplemente personas que se divierten”.

2.407
Compartir

Las reacciones en los foros planetarios a las espontáneas IMÁGENES DE HELLE THORNING-SCHMIDT con Obama y David Cameron han traído consecuencias en el entorno más próximo de los tres protagonistas: el más evidente fue el presidencial ‘mosqueo’ de Michelle, pero también Stephen Kinnock, el marido de Helle, director del Foro Económico Mundial, fue centro de interés.

Helle Thorning-Schimdt y el matrimonio Obama en los funerales de Mandela

Como ha declarado la primera ministra danesa, “los líderes políticos somos personas a las que nos gusta divertirnos”, algo que resulta del todo normal pero que no compartió Michelle Obama, con caras de pocos amigos.

Se recordaron ahora los escándalos que persiguieron en el pasado al matrimonio Kinnock-Thorning, que fue absuelto de la acusación de evasión de impuestos en 2010, después de que dos periódicos daneses publicasen detalles sobre los presuntos problemas en el matrimonio.
El detonante fue más tarde la publicación en el diario sueco ‘Expressen’ de algunos  rumores sobre la presunta homosexualidad de Kinnock y su supuesta e inminente separación de Helle Thorning-Schmidt, que ella rechazó en septiembre del 2011 asegurando: “Es realmente incómodo, también para mi familia y mis hijas. Es muy grotesco y solo puedo decir que no es cierto”, declaró entonces al periódico Mail Online.

Helle Thorning-Schmidt entre David Cameron y Obama, selfie

Helle Thorning-Schmidt está en el centro del huracán metiático mundial desde que se la fotografió tomando esta selfie, y en esta situación de presión está haciendo buena la fama que la precede en los foros políticos europeos de ser una mujer de gran aplomo.

Helle Thorning-Schmidt, que celebrará su 47 cumpleaños dentro de dos días, es desde el 3 de octubre de 2011 la primera ministra de Dinamarca, una mujer de un atractivo físico innegable, que tiene a sus espaldas una carrera llena de ascensos y proyección internacional vertiginosos.
A los 27 años Helle se ingresó en el partido socialdemócrata, después de trasladarse desde su Rødovre natal hasta Copenhague para estudiar Ciencias Políticas en la Universidad de la capital danesa.

Helle Thorning-Schmidt y los príncipes de Dinamarca

Tras 20 años de vertiginosos ascensos vemos a la glamourosa Helle Thorning-Schmidt, en una cena de gala entre los príncipes Federico y Joaquín de Dinamarca, después de haber hecho historia por ser la primera mujer que ha llegado a ser primera ministra en aquel país.

En 1999 Helle fue elegida diputada del parlamento europeo y, terminado su período de eurodiputada, en 2005, fue elegida  para el parlamento danés, justo dos meses antes de conquistar el liderazgo del Partido Socialdemócrata, por el 53% de los votos, y convertirse en la líder de la oposición en Dinamarca, hasta hacer historia en 2011 al llegar a ser la primera ministra mujer del país.

La glamourosa y atractiva figura de Thorning-Schmidt ha sido un arma de doble filo en la irresistible ascensión de esta joven mujer al poder mundial. Algunos medios de comunicación de su país la llaman ‘Gucci Helle’, por su gusto por la ropa de diseño y los bolsos, que algunos consideraban poco coherente con su rol al frente de un partido socialista. Fue, precisamente, un eurodiputado de las filas socialdemócratas, Freddy Black de quien partió el apodo en 1999, algo que la fría Helle supo contrarrestar desde el minuto cero asegurando: “Al principio se me colgó esa imagen de que siempre iba vestida de Gucci y de que era una señorita fina del norte de Copenhague. Pero la verdad es que me crié en un gueto, un suburbio del sur, con una madre separada“.

Helle Thorning-Schmidt y Angela Merkel en el Parlamento Europeo

 

La canciller alemana Angela Merkel en Bruselas con una Helle Thorning-Schmidt, de look ejecutivo, mientras ocupó la presidencia de turno del Consejo de la Unión Europea en el primer semestre de 2012.

Helle Thorning-Schmidt es madre de dos chicas y está casada, desde 1996, con el director del Foro Económico Mundial, Stephen Kinnock, ciudadano británico y descendiente de dos distinguidas dinastías políticas de aquel país, pues es hijo de Neil Kinnock, antiguo líder de la oposición en el Reino Unido y del Partido Laborista, y de Glenys Kinnock, también miembro del partido y eurodiputada.

En el ocupado día de la primera ministra danesa siempre hay un hueco para entrenarse y mantener el buen tono físico que la hace destacar entre todos los líderes mundiales. Helle acude tres veces a la semana al gimnasio, y dedica parte de su tiempo a sus cuidados personales, algo que puede permitirse ahora que sus dos hijas son mayores.

Pese a su larga trayectoria política, dentro y fuera del país nórdico, el rostro de la exeurodiputada y actual primera ministra de Dinamarca, se ha convertido en la mujer más popular del planeta por unas horas, por un hecho anecdotico, como principal protagonista del selfie más comentado del mundo, en EL FUNERAL DE MANDELA.

 

Compartir
Artículo anteriorContinúan las misteriosas ausencias de Mette-Marit de Noruega
Artículo siguienteLa Casa Real estrena en su web un apartado dedicado a los niños