Harry, el soltero de oro, de boda

Lo primero que ha hecho el príncipe Harry tras romper con Cressida Bonas, tras dos años de relación, es irse de boda. Junto con su hermano Guillermo viajó hasta Memphis para asistir al enlace de su amigo Guy Pelly con la heredera americana Lizzy Wilson. Allí se pudo ver al joven muy animado y sin muestras de estar pasándolo muy mal con la ruptura.

2.476
Compartir

 La ceremonia tuvo lugar al aire libre y junto a los hijos del príncipe de Gales también asistieron sus primas las princesas Eugenia y Beatriz. Parece ser que esta boda fue el detonante de la ruptura entre Harry y Cressida Bonas y más concretamente el billete de avión, según The Daily Telegraph. La joven quería saber antes de a pagar la tarifa (790 €) si su relación iba a llegar a algo serio, pero la  conversación concluyó con la decisión de la pareja de seguir por caminos separados.

Harry

Harry y Cressida Bonas rompieron después de dos años de relación y cuando ya se hablaba de compromiso matrimonial.

La boda fue el punto final a tres días de celebraciones que comenzaron en Miami con la despedida de soltero del novio a la que acudió únicamente el príncipe Harry. Desde allí, el hijo menor de Carlos de Inglaterra viajó a Memphis, donde se reunió con su hermano Guillermo. Juntos visitaron Graceland,la mansión de Elvis Presley, acompañados por sus primas Eugenia y Beatriz de York. 

Guillermo

Guillermo viajó sin Kate, que prefirió quedarse en Londres con el pequeño George, tras la larga gira por Oceanía.

Novios

Los recién casados, Guy Pelly, amigo de los príncipes, y la heredera americana Lizzy Wilson.

Compartir
Artículo anteriorAsí es Martín Casillas Carbonero
Artículo siguientePierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, amor a todo gas