Haakon y Mette-Marit, ¿al borde de la separación?

Aunque la Casa Real noruega se ha negado a hacer cualquier comentario al respecto, asegurando incluso que no está previsto emitir ningún comunicado, los rumores que apuntan a una inminente separación de los príncipes herederos, Haakon y Mette-Marit, se hacen más intensos e insistentes cada día.

11.634
Compartir

Seguramente, los comentarios sobre el supuesto distanciamiento de los príncipes en las redes sociales, en las que no solo se da prácticamente por hecha la separación de la pareja, sino que además se anuncia una probable explicación por parte de la Casa real noruega en las próximas horas, han disparado los rumores de separación, de la que, sin embargo, no se han hecho eco los medios noruegos.

Lo cierto es que Mette-Marit lleva desaparecida de la escena publica desde principios de octubre, cuando recibió junto a su marido a los reyes de Holanda, Guillermo y Máxima. Poco después, la Casa Real anunció que la princesa estaría de baja durante algún tiempo a causa de un problema en las vértebras cervicales que le causaba fuertes dolores: “Se trata de un reto continuado para la princesa heredera, y no se puede excluir que el período de baja deba ser alargado”, decía el comunicado.

Haakon y Mette-Marit con sus hijosIdílica imagen familiar tomada el pasado verano: Haakon y mette-Marit con Marius, de 16 años, el hijo que la princesa aoportó a su matrimonio, Ingrid Alexandra, que el próximo 21 de enero cumplirá diez años, y Sverre Magnus, que el 3 de diciembre cumplirá ocho.

 Y, en efecto, la baja de Mette-Marit se prolongó más de lo esperado al no remitir la lesión tras casi dos semanas de rehabilitación. Un nuevo comunicado de la Casa Real, emitido el 13 de noviembre, anunció que la princesa heredera debía ser intervenida quirúrgicamente para «tratar una hernia discal de las vertebras cervicales y rebajar la presión de la estructura nerviosa».

La enfermedad obligó a la princesa a suspender todos los actos programados en su agenda oficial, incluidos dos viajes planificados y confirmados desde hacía meses, uno a Finlandia y el otro en la propia Noruega. Haakon, por su parte, se comportó en aquellos días como el marido atento y enamorado que siempre nos pareció. Alternó sus propios compromisos con la atención a su esposa, y cuando a Mette-Marit le llegó el momento de entrar al quirófano, él no dudó en anular un viaje a Georgia, Estados Unidos, para quedarse junto a su mujer.

Haakon y Mette-MaritCelebrando en familia el Día de la Fiesta Nacional, el pasado 17 de mayo.

¿Es real el distanciamiento de Haakon y Mette-Marit, o es un rumor nacido y difundido en las redes sociales? Son muchos los que opinan que, de tratarse de meras habladurías sin fundamento, la Casa Real noruega debería hacer una excepción esta vez y desmentir los rumores de manera tajante, porque su silencio no hará sino aumentar las especulaciones.

Lo cierto es que Haakon fue el primero de la nueva generación de herederos en romper las siempre rígidas normas de la monarquía en cuestión de matrimonios, siguiendo el ejemplo de su propio padre, el hoy rey Harald, quien aguantó nada menos que diez años a que su padre, el rey Olav, le concediera el permiso para casarse con Sonia Haraldsen, hija de un comerciante de Oslo.

Haakon y Mette-MaritLos príncipes, ambos de 40 años, durante su asistencia a la boda de la princesa Magdalena de Suecia y Chris O’Neill, a principios del pasado verano.

Mette-Marit, estudiante de antropología y madre soltera, parecía poco apropiada para casarse con el heredero noruego, pero la pareja defendió su relación contra viento y marea. Saltándose el protocolo, Haakon anunció oficialmente su compromismo con Mette-Marit el 16 de octubre de 2000, aunque todavía sin fecha de boda. La Casa Real optó por guardar silencio, y su portavoz, Lars Forberg, no quiso confirmar la noticia de manera oficial, aunque sí dijo que Mette-Marit convocaría a la prensa antes de Navidad. Finalmente, el 1 de diciembre de 2000, superados todos los obstáculos, se anunció oficialmente el compromiso de la pareja en el Palacio Real de Oslo, y se fijó la fecha de su boda para el 25 de agosto de 2001. Una vez más el amor había logrado romper todas las barreras.

Desde el principio, Marius, el hijo de Mette-Marit, nacido hace 16 años de una polémica relación anterior, con Morten Borg, que había sido condenado varias veces por diversos delitos, fue tratado por Haakon como hijo propio, y siempre ha estado considerado como el «hermano mayor» de los príncipes Ingrid Alexandra, que el próximo 21 de enero cumplirá diez años, y Sverre Magnus, que el 3 de diciembre cumplirá ocho.

Con comunicado oficial o sin él, será el tiempo el que acabe despejando lo que hoy es pura incógnita.

Haakon y Mette-Marit de Noruega