Guillermo y Máxima, comprometidos con la ecología en su país

Con su tres hijas ya inmersas en la rutina escolar, los herederos daneses asistieron en la reserva natural de Meijendel a la inauguración de un nuevo centro de ocio, acto que coincidió con la celebración de la llamada Fiesta de la Naturaleza. En esta ocasión, los herederon holandeses no tuvieron que recorrer demasiados kilometros para cumplir con su agenda, ya que la reserva, cuyas dunas son todo un reclamo turístico, está muy cerca de Wassenaar, ciudad donde se encuentra la mansión Eikenhorst, la residencia oficial que estrenaron poco después de su boda, celebrada en agosto de 2002.
Máxima, que cumplió 41 años el pasado 17 de mayo, y que tiene completamente ganados a los holandeses por su cercanía, simpatía y naturalidad, llevaba en esta ocasión un traje de chaqueta negro de Stella McCartney, sandalias de cuña, bolso de Loewe y grandes gafas de sol.

974
Compartir

Los herederos holandeses, sonríen durante el discurso de bienvenida del alcalde, Jan Hoekema.Guillermo y Máxima, ella con un traje de chaqueta de Stella McCartney y bolso de Loewe, se mostraron especialmente cercanos con el público infantil.