Guillermo y Kate recuerdan a Diana en el 16 aniversario de su muerte

Aunque su recuerdo siempre le acompaña, el príncipe Guillermo quiso rendir un homenaje especial a su madre, la princesa Diana, al cumplirse el 16 aniversario de su fatídica muerte en el Puente d’Alma de París. Junto a su esposa, la duquesa de Cambridge, y su hijo George, de poco más de un mes, el príncipe pasó el fin de semana del 31 de agosto, fecha del aniversario, en casa de su tía, Sarah McCorquodale, hermana mayor de Diana, el esposo de ésta, Neil, un exoficial de la Guardia reconvertido en agricultor, y sus tres hijos, George, Emily y Celia, con los que Guillermo y su hermano Harry han mantenido una estrecha amistad desde su infancia.

Compartir

Según varios medios británicos, entre ellos el “Daily Express”, los duques de Cambridge y el pequeño George se trasladaron en helicóptero a la residencia de los McCorquodale en Stoke Rochford, muy cerca de Grantham, en el condado de Lincolnshire, donde la llegada del pequeño George, al que aún no conocían, causó una verdadera conmoción.

Sarah McCorquodale

Sarah McCorquodale, hermana mayor de la princesa Diana de Gales.

Emily, hija mayor de Lady Sarah y Neil McCorquodale, no podía separarse de su pequeño sobrino. La joven se casó en junio de 2012 con James Hutt –Guillermo y Kate estuvieron entre los invitados–, y sus instintos maternales, que ya empezaban a acuciar tras más de un año de matrimonio, se dispararon hasta el punto que su madre comentó divertida que, después de la visita de George, la familia McCorquodale tendría un nuevo miembro muy pronto.

Lo que Buckingham no ha querido aclarar es si, como apuntaban algunos medios ingleses, los duques de Cambridge y su hijo visitaron también la tumba de Diana en Althorp, la finca de la familia Spencer en Northamptonshire.

Diana de Gales

Aunque su recuerdo es imborrable, Guillermo quiso homenajear a su madre presentando a su hijo a los Spencer.

Hay que recordar que, tras su multitudinario y emotivo funeral, los restos de la princesa Diana no fueron enterrados junto a su padre en el panteón que la familia tiene en la iglesia de Santa María Virgen del pequeño pueblecito de Great Brington, sino que fueron trasladados a Althorp e inhumados en el islote que se encuentra en el centro del precioso lago de forma oval que tiene la finca.

Fue un acto privado al que solo asistió la familia de Diana, el príncipe Carlos y sus dos hijos, que no pudieron contener las lágrimas al recordar que, siguiendo una tradición familiar de los Spencer, años atrás habían plantado con su madre varios árboles alrededor de ese mismo lago, convertido en santuario y conocido desde entonces como “La princesa del lago”.

Duques de Cambridge con su hijo George