Kate conquista Singapur entre rumores de embarazo

En su primera parada de su exótica gira por el sudeste asiático y el Pacífico Sur, han saltado los primeros rumores de embarazo de Kate, quien en la cena de Estado rechazó el vino y solo bebió agua.
Guillermo y Kate se confirman como los mejores embajadores del Reino Unido. Kate y sus asistentes han cuidado hasta el mínimo detalle. Para su visita al Jardín Botánico, la duquesa lució un exquisito kimono de Jenny Packan, pintado a mano con flores cuya confección llevó ocho semanas. Por la noche, en la recepción, deslumbró con un vestdo en blanco y lila, del diseñador local Prabul Gurnug, que tiene entre sus clientas a Michelle Obama y Sarah Jessica Parker. La princesa probó los siete platos de la cena, pero rechazó la copa de vino blanco. Al día siguiente, los duques visitaron los Jardines de la Marina y el Colegio británico, donde a la pregunta de cuántos hijos quería tener, respondió: dos. Kate estaba perfecta con un traje de Alexander McQueen y, a pesar de la humedad, su melena era perfecta no en vano lleva un peluquero personal que cobra 3.800 euros diarios… que costea el príncipe Carlos, según la prensa británica.

739
Compartir

Visitando Queenstown en Singapur, un distrito residencial llamado así en honor a la reina Isabel II.La duquesa con un traje de algodón bordado de Alexander McQueen.

Kate repitió unas cómodas cuñas de  Stuart Weitzman y aguantó sonriente los 36 grados de temperatura y altísima humedad.

En la recepción en el palacio presidencial, la princesa lució un traje del diseñador local Prabul Gurnug, ahora rebajado a 900 euros.

Kate cautivó con un precioso kimono de Jenny Packham.

Compartir
Artículo anteriorMagret de pato con uvas
Artículo siguientePaella de pescador