Guillermo de Holanda se apunta al fútbol callejero en Río de Janeiro

El heredero de la Casa de Orange está de visita oficial en Brasil y allí demostró  su talento con el balón. Guillermo de Holanda, ante la atenta y divertida mirada de su mujer, Máxima, se puso la camiseta carioca y jugó con más entusiasmo que técnica, un partido de fútbol callejero o street fútbol, una modalidad deportiva que cada vez tiene más seguidores.

Compartir

El príncipe Guillermo de Holanda, de gira oficial por Brasil, protagonizó una divertida anécdota en Río de Janeiro, cuando se animó a jugar al fútbol con todo un profesional, Clarence Seedorf, el futbolista holandés de origen surinamés que jugó en el Real Madrid y actualmente milita en las filas del Botafogo brasileño.

El heredero de la Casa de Orange se reunió con Marcia Lins, secretaria de Deportes de Rio de Janeiro, a quien regaló una camiseta de la selección holandesa personalizada y él recibió a cambio otra de la selección brasileña, que no dudó en ponerse para jugar un partidillo de fútbol callejero o street fútbol.  En realidad se trataba de Panna Knock Out, la versión holandesa de esta modalidad deportiva, y que tendrá su propio campeonato mundial en 2014, año en que se celebra en Brasil la Copa del Mundo.

Bajo la atenta y divertida mirada de su mujer, Máxima Zorreguieta, el hijo mayor de la reina Beatriz de Holanda demostró más entusiasmo que técnica en su pequeña exhibición ante un grupo de niños.

Guillermo y Máxima de Holanda en Río de Janeiro

Máxima y Guillermo con el futbolista holandés Clarence Seedorf, que ahora milita en las filas del Botafogo brasileño.

El motivo del viaje de Guillermo y Máxima de Holanda a Brasil, cinco días de duración y con reuniones en Brasilia, Sao Paulo y Río de Janeiro, era la firma de varios acuerdos de cooperación científica y de educación entre ambos países. De hecho, Holanda es un importante socio comercial de Brasil, considerado el principal destino de las inversiones y los negocios holandeses en Latinoamérica.

Guillermo y Máxima de Holanda en Río de Janeiro

El príncipe Guillermo de Holanda en pleno partido de Panna Knock Out, la versión holandesa del fútbol callejero.