Victoria de Suecia cumple 40 años. Repasamos su difícil vida: Dislexia, anorexia,...

Victoria de Suecia cumple 40 años. Repasamos su difícil vida: Dislexia, anorexia, ansiedad, acoso escolar…

Vitoria de Suecia cumple 40 años. La heredera al trono sueco ha tenido una difícil vida donde ha superado la anorexia y se ha enfrentado a su padre.

La familia

Con motivo de su 40 cumpleaños Victoria de Suecia ha posado en el patio del Palacio Real de Estocolmo junto a su marido, Daniel Westling, y sus dos hijos: Estelle y Oscar. Hoy, en plena madurez, la princesa es una mujer feliz que ha logrado superar los duros obstáculos que ha tenido su vida.

Una infancia complicada

La princesa Victoria Ingrid Alice Désirée de Sucecia, nació en Estocolmo el 17 de julio de 1977, aunque hasta tres años después, cuando se abolió la ley que no permitía reinar en su país no se convirtió en Heredera. También tuvo una infancia complicada porque suffrió acoso escolar debido a su dislexia, un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura que comparte con su padre: “Solía pensar que era estúpida y lenta”, ha declarado en una entrevista.
A pesar de estos problemas, Victoria tiene una sólida formación, estudió en la Universidad de Yale, se alistó en ejército de su país y cursó Ciencias Políticas en Escuela de Defensa nacional de Estocolmo, donde se especializó en la gestión de crisis y la cooperación internacional. En 2009 se licenció en la Universidad de Uppsala en estudios sobre la paz.

 

Anorexia

Victoria sufrió anorexia cuando tenía 18 años, y lejos de ocultarlo, tuvo la valentía de hablar de ello públicamente, lo que la acercó todavía más a sus compatriotas. En noviembre de 1997 la casa real anunció que la princesa sufría un desorden alimenticio. Ella ha reconocido en una enrtrevista concedida a la televisión pública sueca, con motivo de su 40 cumpleaños, que ha superado sus problemas alimenticios pero que : “la ansiedad sigue ahí”.

Relación con su padre

La relación con su padre, el rey Carlos Gustavo, ha pasado por momentos complicados. El más distante fue cuando el Rey se opuso a su noviazgo con Daniel Westling. Debido a las presiones del Rey, Victoria rompió la relación en 2006, después de cuatro años juntos, pero a finales de ese mismo año la pareja volvió a encontrarse y retomaron su noviazgo. Al final, Carlos Gustavo ha terminado aceptando al que hoy ya es marido de su hija, pero durante un tiempo la relación paterno-filial fue muy distante. 
También el Rey ha hecho polémicas declaraciones en contra de la abolición de la Ley Sálica en su país, en 1980, por la que Victoria podrá reinar. El actual monarca llegó a declarar en su día : “Hubiera preferido a mi hijo Carlos Felipe como mi sucesor”, algo que desde luego no habrá  gustado nada a la heredera.

Su gran amor

Daniel Westling es el gran amor de la futura reina sueca y para conseguir que triunfara el camimo estuvo repleto de obstáculos. Se conocieron en 2002 cuando él era el preparador físico de la princesa. Su amor comenzó con la oposición de los Reyes, especialmente del Rey, pero la perseverancia de Victoria, que tenía muy claro que solo se iba a casar por amor, venció la resistencia de sus padres.
Superados estos obstáculos, la pareja tuvo que vivir otro momento difícil cuando Daniel sufrió problemas renales que le llevaron a tener que someterse a un trasplante, en 2009. El encargado de donarle el riñón fue su padre, Olle Gunnar Westling

Su boda

Su boda con Daniel Westling, el el 19 de junio de 2010 en la Catedral de San Nicolás, de Estocolmo fue uno de los días más  felices de su vida.

Papel de madre

Victoria de Suecia es feliz ejerciendo de madre. Tiene dos hijos: Estelle, nacida el 23 de febrero de 2012, y Oscar, el 2 de marzo de 2016.

Línea sucesoria

El rey Gustavo y su hija Victoria, con la princesa Estelle, la primera hija de la heredera sueca, que en su día también ocupará el lugar que ahora corresponde a su madre. La foto fue tomada el día del bautizo de la pequeña.

Sus hermanos

Victoria mantiene una excelente relación con sus dos hermanos: Carlos Felipe, dos años más joven que ella, y que durante unos meses, hasta que se cambió la ley fue el heredero al trono sueco, y Magdalena, de 35 años, que ha sido la más libre y ha llevado una vida más al margen del protocolo de palacio.

Su polémica cuñada

Victoria ha sido una de las mediadores para que la familia aceptara a Sofía Hellqvist, actual mujer de su hermano, Carlos Felipe. Tanto sus padres, como su hermana, Magdalena, no pusieron fácil a esta ex stripper y concursantes de realities la entrada en palacio. Sin embargo, Victoria se mostró más comprensiva, quizas pensando en lo mal que también lo pasó su marido en los principios de la relación con ella.

Muy regia

Victoria de Suecia saca su lado más regio y solemne en las grandes ocasiones. Y la entrega de los Premios Nobel es el acto más importante del país. Para esa gala las mujeres de la familia sacan del joyero real las joyas más importantes. Aquí Victoria, en 2007, con la impresionante tiara de cuatro botones de diamante, collar y broche de esmeraldas y pendientes y brazalete de diamantes.

Viajes oficiales

La heredera al trono sueco ya ha realizado varios viajes oficiales, donde ha mostrado su cercanía y su espontaneidad, dos de los rasgos característicos de su personalidad. En uno de esas visitas oficiales, en Australia en 2006, no tuvo inconveniente de ponerse al volante de un gran camión, una imagen muy poco habitual en los miembros de la realeza.

Victoria de Suecia cumple 40 años. La futura reina de los suecos se ha ganado el cariño de sus compatriotas por su cercanía y carácter espontáneo, pero su vida, lejos de los cuentos de hadas felices que viven las princesas en palacio ha estado jalonada de momentos muy complicados, que han forjado su personalidad. Dislexia, anorexia, ansiedad, acoso escolar, la oposición parterna a su amor por Daniel Westling… Han sido algunas de las duras etapas que ha tenido que superar la heredera al trono sueco.

Victoria pasó una infancia complicada debido a su dislexia, un trastorno de la lectura y escritura, que heredó de su padre. La joven ha reconocida en una entrevista, que con motivo de su cumpleaños ha concedido a la televisión pública de su país que fue víctima del acoso escolar y que se sentía: “estúpida y lenta”. Años más tarde, cuando cumplió los 18, padeció anorexia, un trastorno alimenticio del que se curó en Estados Unidos, donde aprendió a  “poner nombre a los sentimientos, a marcar límites y a no exigirse demasiado”.

Después llegó la oposición de su padre a su relación con Daniel Westling, su preparador físico al que conoció en 2002, cuando ya se había recuperado de la anorexia. La princesa, que tenía claro que solo se iba a casar por amor, luchó por sus sentimientos hasta que su familia lo aceptó.

Ahora, en su madurez, Victoria de Suecia es una mujer plena. La que será la única reina por derecho propio de su generación, consiguió casarse con el hombre de su vida y es una feliz madre de dos hijos.

Ver fotos de famosos
siguiente