¿Por qué tuvo que recurrir Fernando Tejero a un psicólogo?

¿Por qué tuvo que recurrir Fernando Tejero a un psicólogo?

A continuación, os mostramos los momentos más emotivos y sorprendentes de la entrevista de Fernando Tejero con Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'.

Su paso por el psicólogo

El actor de ‘La que se avecina’ mostró su lado más desconocido a Bertín: “Hace tiempo me puse en manos de un psicólogo porque hay un momento en el que te pasan tantas cosas en la vida… en esta profesión estás tan expuesto… A mí ahora ya me da bastante más igual casi todo, pero a mí al principio, me afectaba mucho. Yo no sé si estoy hecho para este mundo. Yo he tenido problemas con las redes sociales. Estoy comiéndome un bocadillo en casa y un ser te desea la muerte. Ahora ya no me afecta, he aprendido a colocarlo”.

Su tía, la persona más importante de su vida

Fernando Tejero se fue de pequeño, con tan solo nueve meses, a vivir con una tía suya, una persona que se convirtió en su madre. “Son cosas que no se entienden y a mí me pasaron factura. Encima, cuando tengo 14 años, mi tía enfermó de cáncer. En Córdoba todavía no había muchos avances en cuanto a oncología. Se la tienen que llevar a Sevilla. Yo tengo que volver a casa de mis padres, que a nivel día a día eran como unos desconocidos. Me costó muchísimo porque eres un niño, no entiendes la situación. Tienes una familia y de repente, tienes otra. Mi tía finalmente murió. Cuando cumplí 18 años, me fui a vivir con mi prima”, ha contado Fernando.

Su infancia

Fernando Tejero ha comenzado explicando cómo fue su infancia: “La infancia la viví en Córdoba, con una tía abuela, hermana de mi abuela materna. Mis padres tenían una pescadería, un bar, a mi madre la tuvieron que operar de apendicitis. Me llevaron un tiempo con mi tía, que también medio crió a mi madre. Pasó un tiempo y mi tía se convirtió en mi madre. Evidentemente, adoro a mi madre, y que me dure mucho tiempo. Pero a mí esto me afectó, me marcó. Cuesta imaginar y colocar que viviendo en la misma ciudad, yo a mis hermanos y a mis padres no los veía. Mis padres tenían muchos trabajo. Ahora la relación con mis padres y mis hermanos es maravillosa”.

Lo que le queda por hacer

“Me gustaría ser padre. Sería un coñazo como padre, muy preocupado, y muy sufridor. No me quiero morir sin ser padre. Tengo mucho amor para dar”.

Feliz

Fernando está, sin duda, en una de las mejores etapas de su vida. “Con mi trabajo estoy feliz. Hago teatro, que es lo que más me gusta”. Además, personalmente, está en un gran momento: “He terminado con mi pareja hace nada. Ha sido una relación preciosa, con un ser maravilloso, pero había sitios en los que no nos encontrábamos. Estoy en la etapa más increíble de mi vida, estoy conociéndome a mí mismo. Estoy encantado de haberme conocido ahora mismo”. Fernando recordó, con orgullo, el momento en el que recibió un Goya por la película ‘Días de fútbol’: “Fue un momento brutal, me lo esperaba”:

Ver fotos de famosos
Compartir
Artículo anteriorLos momentos más duros que Isabel Pantoja ha vivido como madre
Artículo siguienteCarlos Baute y Astrid, locos de amor por su hijo
siguiente