Todos los signos claros del (¿excesivo?) perfeccionismo de la reina Letizia

Todos los signos claros del (¿excesivo?) perfeccionismo de la reina Letizia

Nunca da un paso en falso y la prueba la tenemos en numerosos detalles que su imagen y su actitud nos dejan cada día.

Sus inicios

La postura, el estilismo, sus gestos, su manera de hablar… Letizia es hoy una mujer muy diferente a la Letizia que conocimos cuando se anunció el compromiso con el entonces príncipe Felipe. 

Una evidente metamorfosis física

La metamorfosis física de la reina Letizia es evidente a lo largo de los años. Su afán prefeccionista la ha llevado a querer dulcificar sus rasgos y lucir una piel siempre radiante. una rinoplastia y contínuos tratamientos en la piel con vitaminas, peelings, botox y ácido hialurónico, han logrado que el rostro de Letizia sea perfecto.

Una educación exquisita con sus hijas

Siempre que aparece con sus hijas, Letizia se muestra constantemente pendiente de ellas. La educación de Leonor y Sofía es incuestionable y eso ha sido gracias al tesón y al perfeccionismo de su madre.

Postura rígida

Son muchos los que critican la poca naturalidad de la reina y que aseguran verla tensa. Letizia no se permite un segundo de relajación. Su postura cuando camina o cuando posa depié o sentada, es herguida, con el mentón algo elevado. Su afán de perfección hace que no pueda evitar posar más recta que una modelo de pasarela.

Estudiados estilismos

Nada en la reina Letizia es casual. Cada uno de sus estilismos está estudiado al milímetro, incluso con los que pretende sorprender. En todos ellos, el maquillaje, el peinado y las prendas escogidas están cuidados al detalle.

Cercana cuando lo tiene que ser

Letizia sabe cuándo debe mostrarse cercana, algo que sabe hacer en el momento perfecto. Siempre que tiene ocasión habla con la gente, sonríe y no pierde la oportunidad de coger a algún niño en brazos.

Tomando notas en las ponencias

Su afán de perfección llega a tal punto que en alguna ocasión se la ha visto coger notas en las ponencias de algunos premiados a  los Premios Princesa de Asturias. Letizia siempre está dispuesta a aprender.

¿Revisa los discursos del rey?

Algunos han llegado a asegurar que Letizia revisa y corrige los discursos del rey.

Una cuidada alimentación

En más de una ocasión se ha visto a la Reina Letizia adquiriendo productos biológicos. Es por todos sabido que cuida su alimentación al máximo y procura llevar una dieta sana y equilibrada.

Deporte todos los días

la reina acude diariamente al gimnasio de la zarzuela. Practica yoga y zumba entre otras actividades. Su cuerpo siempre luce fibroso y tonificado.

Que la reina Letizia es una mujer perfeccionista, es más que evidente.

Si comparamos las imágenes de la primera Letizia, aquella que salía del anonimato para ser presentada como la futura mujer del príncipe Felipe, con la Letizia de hoy, la transformación física y mental se puede decir que es espectacular y llamativa.

Todo se debe, además de la ayuda que habrá recibido del entorno Real (la reina Sofía ha sido su mejor ejemplo), a su claro afán perfeccionista.

Nada en Letizia es casual: su aspecto, sus gestos, su manera de comportarse… todo en ella está estudiado al detalle.

Letizia se ha convertido en una mujer que no se permite ni un fallo. Nunca da un paso en falso y la prueba la tenemos en numerosos detalles que su imagen y su actitud nos dejan cada día. Os los mostramos todos.

Ver fotos de famosos
siguiente