Todas las royals se enamoran de los vestidos de flores

Todas las royals se enamoran de los vestidos de flores

Reinas y princesas han caído rendidas ante el estampado del año. Y lucen modelos florales para todo momento. Para alguna apenas hay otra cosa...

Letizia, de Zara

Nuestra Reina también se ha sumado a la tendencia floral, y ya le hemos visto varios vestidos con este estampado. Este modelo midi y vaporoso es de Zara. 

De jazmines

Letizia triunfó con este vestido de Carolina Herrera, donde los jazmines brotan por doquier… Es uno de nuestros favoritos.

Máxima de Holanda, en gasa

La Reina de los Países Bajos es una fan declarada de los estampados voluptuosos. Los de flores, por supuesto, le encantan. Este de gasa con flores lilas y rosas lo lució en una gala. 

Grandes vuelos

La esposa de Guillermo de Holanda apostó esta vez por una falda de amplio vuelo y ligeramente asimética, que mostraban flores XXL, combinada con un llamativo jersey fucsia.

De mañana

Para un acto de día, Máxima optó por este otro vestido tan favorecedor, de corte lápiz y manga francesa, cuyo estampado floral ocupaba la parte media. 

La duquesa Kate, en verde

Kate Middleton, esposa del príncipe Guillermo de Infglaterra, estrenó este vestido midi verde con flores blancas de Rochas para acudir a una importante feria de jardines en Londres. Ella también es muy eco…

Al tenis en corto

Y más recientemente, la duquesa de Cambridge acudió a ver los partidos del torneo de Wimbledon con un vestidito por encima de la rodilla blanco y con la falda estampada con amapolas y otras flores silvestres. Lo firma Catherine Walker.

Charlene de Mónaco, impecable

La princesa Charlene optó por su versión más minimal, un vestido largo blanco salpicado de pequeñas flores, para asistir a la Gala Princesa Grace en Nueva York.

Victoria de Suecia, oriental

La Heredera al Trono de Suecia acudió así a la cena de gala por el 80 cumpleaños del rey Harald de Noruega. Se tataba de un vestido largo y recto, sin mangas, con llamativas flores, también en los zapatos, que recordaba mucho a los modelos orientales. 

De cóctel

En esta ocasión, Victoria se decantó por un vestido a la rodilla con pedrería en el cuello y un tejido bordado de flores. 

Más es más

Haciendo suyo ese lema, Victoria de Suecia se puso un vestido cóctel, con cinturón ancho de la misma tela, y grandes flores en un acto al aire libre.

Coordinada

A la Princesa tampoco le faltan las faldas floridas, combinada a tono con top. 

Flores en su 40 cumpleaños

El pasado 14 de julio cumplió 40 años y una cifra tan redonda la celebró por todo lo alto junto a su familia y con su pueblo en diferentes actos. Victoria apareció así de radiante con un diseño exclusivo de Pär Engsheden, el mismo que realizó su vestido de novia. Estaba bordado con apliques florales y de mariposas, a juego con el tocado, con el que parecía toda una princesa de cuento. 

Magdalena de Suecia, en azul

Azul como sus ojos… La hermana de Victoria nos cautivó ese mismo día con este modelo asimétrico de gasa y volantes, donde los randes ramos emergían como de un mar celeste… 

Matilde, en falda

Matilde de Bélgica llevó hace poco una falda de vuelo con vistosos ramos en burdeos, que rejuvenecía su estilo habitualmente más clásico.

Mary de Dinamarca, sofisticada

Mary de Dinamarca también eligió las flores para deslumbrar en la cena del soberano noruego. El suyo era un vestido recto, marcado en la cintura, y pintado con grandes flores. El peinado en ondas acentuaba su lado sofisticado. 

Marie de Dinamarca

También su cuñada, la princesa Marie, esposa del príncipe Joaquín de Dinamarca, se ha apuntado a la moda. En su caso, eligió un vestido de fondo blanco con tonos verdes. 

Mette-Marit de Noruega

La princesa heredera, esposa de Haakon de Noruega, no se ha perdido esta última moda, interpretada a su manera. Un vestido de vuelo a la rodilla, con mangas de campana con un lazo, que no favorecía especialmente su figura, pero con el que caminaba así de fresca y natural. 

Las flores son el estampado imprescindible del año. El más variado surtido ha inundado de oloroso perfume nuestros armarios, y a ello no han sido ajenas todas las princesas y reinas del mundo. Desde nuestra Letizia hasta Máxima de Holanda. Todas han lucido en algún momento de su agenda un vestido de flores. Y es que además de bonitos, refrescantes y naturales, transmiten un optimismo vital innegable.

Los hemos visto en todo tipo de versiones, largos, midi y a la rodilla, y confeccionados con gasas o tejidos más consistentes. Las flores han enamorado a las royals, y algunas hasta se han convertido en auténticas adictas y no paran de usarlo. Normal. Se ven favorecidas, a la moda y a la vez impecables para prestar sus cometidos oficiales. Nunca fallan. A continuación, los ejemplos más vistosos de esta explosión floral.

 

Ver fotos de famosos
siguiente