Telma Ortiz, hermana de Letizia, feliz con su nuevo novio

Telma Ortiz, hermana de Letizia, feliz con su nuevo novio

A continuación, os mostramos las dos salidas nocturnas de Telma Ortiz, hermana de Letizia, con su amigo especial por las calles de Barcelona.

Vuelve a estar enamorada

Hace algo más de un año que terminó su matrimonio con Jaime del Burgo. Una relación que empezó en 2012 y culminó en boda tras dos meses de noviazgo exprés, pero que siempre estuvo en entredicho. Pero ahora la hermana menor de Letizia parece que vuelve a estar enamorada.

Una gran sonrisa

A sus 43 años, Telma vuelve a lucir esa sonrisa amplia con la que nos encandiló en la boda de su hermana con el entonces príncipe Felipe, en 2004. Así la vimos en la noche de Barcelona, donde reside desde hace casi una década. 

De cena en la ciudad

Con actitud relajada y coqueta, Telma disfrutaba de la compañía de este hombre de mediana edad, quizá algo mayor que ella, con el que salió a cenar dos noches. 

Salieron abrazados

La primera en La Terraza Martínez, un conocido local con excelentes vistas sobre la Ciudad Condal. Y por descontado, muy romántico. La segunda cita fue en El Barceloneta, a cuyo término salieron abrazados y así continuaron caminando. 

Telma está feliz

Nada ha trascendido aún de su identidad, pero los gestos hablan por sí mismos: Telma está feliz.

Se convirtió en la “soltera de oro”

La cuñada de Don Felipe recordaba a aquellos tiempos en los que se convirtió en la “soltera de oro” del momento. Su belleza y estilo eran alabados y su nombre incluso se barajaba para los royals entonces aún sin casar, como Alberto de Mónaco. En 2005 todo esos cálculos cayeron cuando inició una relación con el abogado toledano Enrique Martín Llop.

 

Relación con Enrique Martín Llop

Lo conoció como delegado de la Cruz Roja en Filipinas, donde Telma trabajaba como cooperante. La pareja se instaló en la capital del Tajo. Y el 28 de marzo de 2008 nacería su única hija, Amanda. En 2008 la pareja se mudó se a Barcelona. 

 

Ruptura con Enrique

Aunque rompió con Enrique en 2010, Telma continuó su vida en la Ciudad Condal. En esa época, la fichó el Ayuntamiento de Barcelona como Subdirectora de Proyectos Internacionales. 

 

Dos bodas íntimas

En 2012 abandonó este puesto tras anunciar que se casaba con Jaime del Burgo. Amigo de juventud de la propia Letizia, su relación se tornó romántica ese año, y apenas dos meses después contraían matrimonio civil en la intimidad, celebrado el 11 de mayo  en el Monasterio de Leyre, en tierras navarras, de donde es originario el abogado. 

 

Nunca llegaron a convivir

Una boda que repetirían poco más tarde, el 7 de julio, en un hotel cerca de Roma, y con la presencia de ambas familias, incluidos los entonces Príncipes de Asturias y sus hijas. Nunca fueron un matrimonio al uso. De hecho, ni siquiera llegaron a convivir. Su deseo inicial de irse a vivir a Nueva York se truncó ante la demanda de su expareja, que se negaba a separarse de su hija.

 

Hace algo más de un año que terminó su matrimonio con Jaime del Burgo. Una relación que empezó en 2012 y culminó en boda tras dos meses de noviazgo exprés, pero que siempre estuvo en entredicho. Pero ahora la hermana menor de Letizia parece que vuelve a estar enamorada. A sus 43 años, Telma vuelve a lucir esa sonrisa amplia con la que nos encandiló en la boda de su hermana con el entonces príncipe Felipe, en 2004. Así la vimos en la noche de Barcelona, donde reside desde hace casi una década.

Con actitud relajada y coqueta, Telma disfrutaba de la compañía de este hombre de mediana edad, quizá algo mayor que ella, con el que salió a cenar dos noches.  La primera en La Terraza Martínez, un conocido local con excelentes vistas sobre la Ciudad Condal. Y por descontado, muy romántico. La segunda cita fue en El Barceloneta, a cuyo término salieron abrazados y así continuaron caminando. Nada ha trascendido aún de su identidad, pero los gestos hablan por sí mismos: Telma está feliz.

La cuñada de Don Felipe recordaba a aquellos tiempos en los que se convirtió en la “soltera de oro” del momento. Su belleza y estilo eran alabados y su nombre incluso se barajaba para los royals entonces aún sin casar, como Alberto de Mónaco. En 2005 todo esos cálculos cayeron cuando inició una relación con el abogado toledano Enrique Martín Llop.

En 2012 abandonó este puesto tras anunciar que se casaba con Jaime del Burgo. Amigo de juventud de la propia Letizia, su relación se tornó romántica ese año, y apenas dos meses después contraían matrimonio civil en la intimidad, celebrado el 11 de mayo en el Monasterio de Leyre, en tierras navarras, de donde es originario el abogado.

Una boda que repetirían poco más tarde, el 7 de julio, en un hotel cerca de Roma, y con la presencia de ambas familias, incluidos los entonces Príncipes de Asturias y sus hijas.
Nunca fueron un matrimonio al uso. De hecho, ni siquiera llegaron a convivir. Su deseo inicial de irse a vivir a Nueva York se truncó ante la demanda de su expareja, que se negaba a separarse de su hija.

Ver fotos de famosos
siguiente