Te contamos por qué la boda de Harry y Meghan puede generar...

Te contamos por qué la boda de Harry y Meghan puede generar problemas políticos a Reino Unido

No todo son buenas caras tras el anuncio de la boda de Harry y Meghan y que una pareja de invitados podría desencadenar un encontronazo político internacional

Problemas con los invitados

Pertenecer a la realeza tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes. Lo que en principio debe ser el día más feliz de las vidas de Harry y Megan Markle podría empezar a traer problemas desde ya, según su previsible lista de invitados.

Una relación personal

La gran relación personal que mantiene el hijo pequeño de Lady Di con el ex presidente de Estados Unidos Barack Obama sería el motivo por el que la pareja habría decidido invitar al matrimonio Obama a su próximo enlace, pero esta decisión podría estar generando un serio problema en Downing Street.

¿Sentaría mal a Donald Trump?

Según The Sun, la administración de Theresa May estaría de lo más preocupada porque: “Trump podría reaccionar mal si su predecesor acude a una boda real antes de que él tenga oportunidad de conocer a la Reina“, según declaró una fuente del gobierno al citado tabloide.

El gobierno británico estaría preocupado

La relación actual entre Reino Unido y Estados Unidos goza de una excelente salud por lo que, en pleno proceso del Brexit, sería de esperar que los británicos tratasen de mantener los vínculos con el país americano en su mejor versión posible. 

Sus nombres suenan fuerte como posibles invitados

Aunque el gobierno tiene derecho a ser consultado, lo cierto es que no tiene voz ni voto ya que al no invitarse a jefes de estado extranjeros al enlace, depende únicamente de la Familia Real inglesa y de la de la propia Markle decidir quién acudirá o no a la que ya es considerada la boda del año.

Pertenecer a la realeza tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes. Lo que en principio debe ser el día más feliz de las vidas de Harry y Megan Markle podría empezar a traer problemas desde ya, según su previsible lista de invitados.

La gran relación personal que mantiene el hijo pequeño de Lady Di con el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama sería el motivo por el que la pareja habría decidido invitar al matrimonio Obama a su próximo enlace, pero esta decisión podría estar generando un serio problema en Downing Street.

Según The Sun, la administración de Theresa May estaría de lo más preocupada porque: “Trump podría reaccionar mal si su predecesor acude a una boda real antes de que él tenga oportunidad de conocer a la Reina”, según declaró una fuente del gobierno al citado tabloide.

La relación actual entre Reino Unido y Estados Unidos goza de una excelente salud por lo que, en pleno proceso del Brexit, sería de esperar que los británicos tratasen de mantener los vínculos con el país americano en su mejor versión posible.

Aunque el gobierno tiene derecho a ser consultado, lo cierto es que no tiene voz ni voto ya que al no invitarse a jefes de estado extranjeros al enlace, depende únicamente de la Familia Real inglesa y de la de la propia Markle decidir quién acudirá o no a la que ya es considerada la boda del año.

Ver fotos de famosos
siguiente