Segundo NO aniversario de Alba Carrillo y Feliciano López

Segundo NO aniversario de Alba Carrillo y Feliciano López

Alba lo está recordando desde una lejana isla de Honduras como finalista de ‘Supervivientes’.

Dos años

Tal día como hoy hace dos años, Alba Carrillo y Feliciano López se daban el sí quiero en El Alcázar de Toledo, un lugar emblemático en el que la pareja selló su amor para siempre. Sin embargo, nadie podía aventurar que aquel ‘siempre’ solo duraría once meses.

Mediática

Carrillo se convirtió en un personaje mediático y sus declaraciones en contra del que fuera su marido despertaban un interés inefable. 

Brilla por ella misma

Su humor (“En Laponia casi me confunde con un reno por los cuernos”), su juego de palabras (“No quiero hablar más de inFeliciano”) y su amplio conocimiento de refranes españoles que relaciona con el tenista (“El que nace cerdo, muere lechón”), despertaron tantos seguidores como detractores y Alba comenzó a brillar con luz propia. 

Supervivientes

Madre e hija formaron parte de la presente edición de ‘Supervivientes’. Los principios en el espacio de Telecinco fueron complicados y aunque acabaron por expulsar a su progenitoria, Alba ha conseguido colarse en la final del concurso. 

Guerra entre familas

Ambos se vieron las caras por última vez el pasado noviembre para la formación de inventario por los meses que estuvieron casados en gananciales. Un contencioso que sigue en trámite y que se vaticina durará un tiempo. 

No obstante, el nombre de Feli -como así le sigue llamando- continúa siendo un vocablo habitual de su repertorio. Su verborrea le hacía acaparar toda la atención del papel couché y prontó comenzó a ser un rostro habitual de los espacios televisivos. 

Tal día como hoy hace dos años, Alba Carrillo y Feliciano López se daban el sí quiero en El Alcázar de Toledo, un lugar emblemático en el que la pareja selló su amor para siempre. Sin embargo, nadie podía aventurar que aquel ‘siempre’ solo duraría once meses. Unas declaraciones en exclusiva de la modelo en una conocida revista daban a conocer al mundo que su relación con el tenista culminaba en aquel mismo instante en el que se podía leer: “Feliciano me ha pedido el divorcio de manera fría y distante”.

A partir de ese momento, la pareja hizo de su relación una guerra civil en el que las familias de ambos tenían una importante relevancia. Carrillo se convirtió en un personaje mediático y sus declaraciones en contra del que fuera su marido despertaban un interés inefable. Su humor (“En Laponia casi me confunde con un reno por los cuernos”), su juego de palabras (“No quiero hablar más de inFeliciano”) y su amplio conocimiento de refranes españoles que relaciona con el tenista (“El que nace cerdo, muere lechón”), despertaron tantos seguidores como detractores y Alba comenzó a brillar con luz propia.

No obstante, el nombre de Feli -como así le sigue llamando- continúa siendo un vocablo habitual de su repertorio. Mientras que su verborrea le hacía acaparar toda la atención del papel couché, Feliciano daba la callada por respuesta. Ambos se vieron las caras por última vez el pasado noviembre para la formación de inventario por los meses que estuvieron casados en gananciales. Un contencioso que sigue en trámite y que se vaticina durará un tiempo.

Ahora, justo dos años después de su enlace, Alba lo está recordando desde una lejana isla de Honduras como finalista de ‘Supervivientes’ mientras se enfrenta en la guerra de las audiencias a Feliciano que dará por primera vez una entrevista con Bertín Osborne un día antes de la final del programa de supervivencia.

Ver fotos de famosos
siguiente