Mary de Dinamarca y otros royals víctimas de la publicidad

Mary de Dinamarca y otros royals víctimas de la publicidad

La princesa Mary de Dinamarca ha sido la última víctima. Te contamos éste y otros casos de apropiación indebida de la imagen de personajes de la realeza

Víctima de una campaña de publicidad

La marca de belleza Perlelux ha utilizado sin ningún tipo de pudor a la princesa como si fuera una de sus clientas, añadiendo además el texto: “No uso mucho maquillaje y tengo que agradecérselo a Perlelux”.

Utilizar la imagen de la Familia Real para fines publicitarios no es legal en Dinamarca

La Casa Real danesa ya ha denunciado los hechos y, según un comunicado, el equipo de Mary de Dinamarca se pondrá en contacto con la empresa para que no vuelvan a utilizar su imagen y en el caso de no retirar la publicidad fraudulenta emprender acciones legales.

El rey Felipe de Bélgica también lo sufrió

Pero no ha sido la única royal que ha visto cómo el marketing hacía uso de su imagen con fines comerciales y sin permiso. El rey Felipe de Bélgica fue utilizado por una campaña publicitaria de Burger King en dicho país, en la que se preguntaba quién era el rey, si don Felipe de Bélgica o el rey de las hamburguesas.

Kate Middleton

La duquesa de Cambrigde también ha visto su imagen utilizada de forma ilegal en varias ocasiones, como cuando se le hicieron unas fotos en topless que publicaron algunos medios en Europa y que las páginas web de sitios eróticos usaron como reclamo.

Don Juan Carlos y el príncipe Carlos de Inglaterra

Hace unos años la web de contactos Ashley Madison utilizó la imagen del rey emérito, don Juan Carlos, junto al príncipe Carlos de Inglaterra y el expresidente norteamericano Bill Clinton para promocionar sus servicios. Un anuncio que tan sólo duró algunas horas.

La infanta Cristina

Además, dentro de la Familia Real española, doña Cristina también fue protagonista de una campaña en Barcelona. La empresa Segalés de autobuses utilizó una caricatura de la hermana del rey haciendo una peineta mientras vestía de princesa Disney y pronunciaba las frases que le dijo al juez Castro en el caso Noos: “No lo sé. No me consta. No me acuerdo”.

La princesa Mary de Dinamarca ha sido víctima, como ya pasara con otros miembros de la realeza, de una campaña de publicidad que se ha apropiado de su imagen sin permiso. La marca de belleza Perlelux ha utilizado sin ningún tipo de pudor a la princesa como si fuera una de sus clientas, añadiendo además el texto: “No uso mucho maquillaje y tengo que agradecérselo a Perlelux”.

La Casa Real danesa ya ha denunciado los hechos y, según un comunicado, el equipo de Mary de Dinamarca se pondrá en contacto con la empresa para que no vuelvan a utilizar su imagen y en el caso de no retirar la publicidad fraudulenta emprender acciones legales. La Casa Real ha desmentido que la princesa haya utilizado nunca dicho producto ni haya dicho esas palabras y recuerdan que utilizar la imagen de la Familia Real para fines publicitarios no es legal en Dinamarca.

Pero no ha sido la única royal que ha visto cómo el marketing hacía uso de su imagen con fines comerciales y sin permiso. El rey Felipe de Bélgica fue utilizado por una campaña publicitaria de Burger King en dicho país, en la que se preguntaba quién era el rey, si don Felipe de Bélgica o el rey de las hamburguesas.

La duquesa de Cambrigde también ha visto su imagen utilizada de forma ilegal en varias ocasiones, como cuando se le hicieron unas fotos a Kate Middleton en topless que publicaron algunos medios en Europa y que las páginas web de sitios eróticos usaron como reclamo. Hace unos años la web de contactos Ashley Madison utilizó la imagen del rey emérito, don Juan Carlos, junto al príncipe Carlos de Inglaterra y el expresidente norteamericano Bill Clinton para promocionar sus servicios. Un anuncio que tan sólo duró algunas horas.

Además, dentro de la Familia Real española, la infanta Cristina también fue protagonista de una campaña en Barcelona. La empresa Segalés de autobuses utilizó una caricatura de la hermana del rey haciendo una peineta mientras vestía de princesa Disney y pronunciaba las frases que le dijo al juez Castro en el caso Noos: “No lo sé. No me consta. No me acuerdo”. Su anuncio fue puesto en la parte trasera de algunos autobuses para promover ese espacio publicitario bajo el lema: “Se acordarán. Anúnciate aquí”.          

Ver fotos de famosos
siguiente