La sorprendente transformación física de Paz Padilla

La sorprendente transformación física de Paz Padilla

La vemos prácticamente a diario en Sálvame, pero ¿Te acuerdas como era Paz Padilla' Te mostramos su sorprendente cambio en todos estos años

Inicios

La conocimos en 1994, cuando participó en el programa de humor de Antena 3 Genio y Figura. Ahí comenzó su ascendente carrera como actriz y presentadora hasta hoy, que se ha convertido en uno de los rostro más populares gracias a Sálvame y su papel de la Chusa en Aquí no hay quien viva. Nada tiene que ver el aspecto de esa Paz Padilla de los inicios, con la que vemos ahora todos los días en televisión.

Más discreta

En los comienzos, Paz Padilla era menos atrevida con su ropa que ahora, prefería faldas largar y diseños que no marcaran su figura. Con los años, muchos más segura de sí misma, ha ido acortando el largo y se ha ceñido para marcar silueta. Además, también los complementos, botas altas o sandalias de tiras y taconazo, han ayudado par hacer sus looks más llamativos.

Más sofisticada

Paz se ha ido sofisticando con el paso de los años.  Su cambio ha sido muy evidente y para mejor. Sabe sacarse mucho más partido, su estilo es más sexy y se deja asesorar por los estilistas de Tele 5 para llevar lo que mejor le sienta.

Marcando curvas

Consciente de que el ejercicio ha tenido resultados espectaculares en su cuerpo, la actriz se ha aficionado a los vestidos que marcan su figura y le dan el punto más sexy. El pelo es otro de los cambios significativos, con una melena en capas y con reflejos, más favorecedora que el pelo corto.

Muy delgada

La actriz siempre ha tenido una constitución muy delgada, pero antes de comenzar a machacarse en el gimnasio se la veía todavía más y no tenía definidos los brazos ni piernas.

Ejercicio

Con su entrenador pesonal y su constancia con el deporte, Paz Padilla ha conseguido cambiar su físico. Running, cuerda, abdominales, sentadillas… son algunos de los ejercicios que no faltan en su tabla diaria. Así ha logrado marcar tableta de abdominales, tonificar brazos, subir culo…

En biquini

Ahora, a sus 48 años, ha conseguido un cuerpazo machacándose en el gimnasio, pero años atrás también su buena genética le permitía lucir una magnífica figura en biquini.

Retoques

Para mejrar su aspecto se ha sometido a algunos retoques, el más llamativo de todos la operación de pecho. Aunque en la cara no se ha ha hecho ninguna intervención, sí que se ha arreglado los dientes.

Arriesgada

Siempre divertida, la presentadora de Sálvame se ha atrevido a hacer cambios radicales en su aspecto, tiñéndose el pelo en un caoba tan intenso que llegaba al naranja. El color, unido al corte no demasiado favorecedor, hicieron el cambio poco afortunado.

Pelo corto

Antes de la larga melena que luce ahora, Paz llevó durante muchos años el pelo corto, con flequillo y rizado.

Humor con su físico

Con su habitual humor, ella siempre ha hecho comentarios jocosos sobre su aspecto y no ha tenido problemas incluso para reírse abiertamente y hacer chistes sobre ella misma, llamándose fea. 

La conocimos en 1994, cuando participó en el programa de humor de Antena 3 Genio y Figura. Paz Padilla había sido auxiliar de clínica en un hospital de su Cádiz natal, pero su vis cómica y artística pudo más y terminó contando los chistes con los que entretenía a sus pacientes a los espectadores. Ahí comenzó su ascendente carrera como actriz y presentadora hasta hoy, que se ha convertido en uno de los rostro más populares gracias a Sálvame y su papel de la Chusa en Aquí no hay quien viva.

Desde entonces hemos ido viendo su espectacular transformación física. Mucho se ha hablado en los últimos tiempos del profundo cambio de su cuerpo, conseguido gracias al intenso ejercicio que sigue con su entrenador personal, pero no solo eso, también su estilo ha cambiado y mucho.

Paz Padilla ha ido sofisticando poco a poco. Con su habitual humor, ella siempre ha hecho comentarios jocosos sobre su aspecto y no ha tenido problemas incluso para reírse abiertamente y hacer chistes sobre ella misma, llamándose incluso fea. Pero a pesar de eso, Paz Padilla no es lo que era. El tiempo la ha mejorado sustancialmente, se sabe sacar más partido, y también ha recurrido a algún retoque para verse mejor.

Divorciada en 2003 de su representante artístico Albert Ferrer, con quien contrajo matrimonio en 1998, el 8 de octubre de 2016 se casó en la playa de Zahara de los Atunes con Antonio Juan Vidal Agarrado, su amor de juventud. De su primer matrimonio nació el 23 de febrero de 2997 su única hija, Ana, que ahora está viviendo en Londres.

 

Ver fotos de famosos
siguiente