José Coronado nos cuenta cómo ha cambiado su vida tras el infarto

José Coronado nos cuenta cómo ha cambiado su vida tras el infarto

José Coronado, visiblemente más delgado y en plena forma, nos ha hablado de todas las facetas de su vida

¿Qué tal la experiencia de hacer este anuncio con Eva González?

He disfrutado mucho. Además Cortefiel es una marca a la que le tengo mucho cariño. Combina muy bien la elegancia con lo informal, que está marcando tendencia y que ha evolucionado mucho. Lo están haciendo muy bien.

Recuperas tu faceta como modelo…

 Bueno, en cierto modo, aunque lo de modelo no lo establecí como carrera. Primero empecé Medicina y luego Derecho. Lo de modelo me servía para sacar unas pelas en ese momento. Al principio me daba un poco de vergüenza, pero me ofrecían cosas como hacer un anuncio con unas suecas en un barco en Menorca… A partir de ahí lo utilicé para darme la vuelta al mundo tres o cuatro veces durante unos años. Me sirvió para aprender y monté una agencia de modelos al mismo tiempo que un negocio de hostelería. Lo respeto mucho, pero sabía que es una carrera que te da para comer hasta los 30 y además no me sentía realizado, pero benditos años… Me lo pasé estupendamente.

 

Tu hijo Nicolás también ha hecho algo parecido…

Sí, en la vida hay que torear lo que te toque, que ya vendrán los mihuras cuando tengan que venir, pero lo que no puedes esperarlos desde el principio. Hay que empezar por vaquillas y todo lo que se pueda.

Compartes el armario del pasillo de tu casa con tu hijo. ¿Además de las ropa, que compartís?

Lo comparto todo. Vive conmigo desde que tiene 8 ó 9 años. Además de padre e hijo es mi mejor amigo. Si tengo un problema al primero que se lo cuento es a él y viceversa.

¿Sigues mucho la moda?

Muy poquito. Lo primero porque no tengo tiempo porque estoy estudiando mis personajes y a lo que estoy, también porque no me apasiona. Soy muy básico en el vestir. No me gusta ser un borrego más de lo que manden los grandes prebostes. Siempre me he puesto lo que me ha dado la gana, lo que me gusta o lo que tengo. Busco la comodidad y no perder tiempo. Madrugo mucho y no puedo estar pensando en eso. Me pongo el mismo vaquero toda la semana y siete camisetas y siete calzoncillos, ya está.

Estás más delgado, ¿a qué se debe?

A levantarme todos los días a las 6 de la mañana y trabajar hasta las 8 de la tarde. Mi trabajo no es de oficina, estás todo el día moviéndote, lo que te permite estar en forma. Siempre he hecho deporte y sigo haciéndolo.

¿Tienes bien el corazón en todos los sentidos?

En todos, está rebosante de alegría, siempre lo ha estado toda vida. Mi corazón ha estado siempre muy satisfecho y muy contento.

Además de ‘Oro’, la nueva película de Agustín Díaz Yanes tienes pendiente de estreno una película con Sharon Stone, ¿qué nos puedes contar de ella?

La rodé hace más de año y medio y los productores eran un poco raros. Eran unos ucranianos forrados de dinero. Yo creo que había ahí un poco de blanqueo, de hecho no se ha estrenado. Ella es una mujer maravillosa, estupenda. Y es verdad eso que dicen de ella, que tiene un coeficiente de inteligencia altísima, es verdad. Es además muy natural. Miguel Ángel Muñoz estaba también en esta película y en nuestra primera reunión en Bucarest estaba enfrente de Sharon. Era verano, llevaba un vestido cortito y nos hizo el cruce de piernas de ‘Instinto Básico’. Y él me dijo: “¡Nos lo ha hecho a nosotros!”. Una experiencia más…

¿Cómo te da la vida para tanto?

Mi profesión es mi gran amor, estoy enamorado de mi trabajo. Es lo que me hace levantar cada día con una sonrisa. Tengo la suerte de ser uno de los pocos actores que se levantan cada día con trabajo.

¿Tras el infarto te estás cuidando más?

Sí, pero sin volverme loco. No me peso, porque realmente no me importa, no sé ni las pastillas que tomo. Es un aviso que me ha dado la vida y más que tomar precauciones es valorar el día a día. Además relativizo las cosas que antes me podían agobiar u obsesionar. Con el infarto me pasé una semana pensando de dónde venía, a dónde iba…

¿Cómo te encuentras?

Estoy fenomenal, mejor que nunca. Ayer estuve en el médico y me dijo que está todo bien, incluso mejor que antes del infarto. Sigo con mi vida normal. El deporte hay que hacerlo, te dé o no un infarto. Y no fumar, aunque alguna vez lo he hecho a escondidas un poco, no te voy a engañar. Es normal, son 40 años de hábito que no es fácil quitar. Ahora lo que más hago es caminar, juego al pádel, montar a caballo, voy en moto a todas partes…

José Coronado ha comparecido hoy en Madrid ante los medios de comunicación para presentar la nueva campaña publicitaria que ha protagonizado junto a Eva González para Cortefiel, una firma para la que ya hizo un anuncio en su juventud. Aunque no se tomó nunca demasiado en serio su profesión de modelo, “era una forma de ganar dinero y dar la vuelta al mundo”, lo cierto es que está estupendo en el anuncio junto a la presentadora de ‘MasterChef Celebrity’, dirigidos por Kike Maíllo.

José Coronado, visiblemente más delgado y en plena forma, nos ha hablado de todas las facetas de su vida, de cómo le ha cambiado la vida después del infarto que sufrió y de su relación con su hijo, Nicolás Coronado.

Sobre si se cuida más o menos que antes, José Coronado ha sido muy claro: “Sí, pero sin volverme loco. No me peso, porque realmente no me importa, no sé ni las pastillas que tomo. Es un aviso que me ha dado la vida y más que tomar precauciones es valorar el día a día. Además relativizo las cosas que antes me podían agobiar u obsesionar. Con el infarto me pasé una semana pensando de dónde venía, a dónde iba…”.

Ver fotos de famosos
siguiente