Jesulín de Ubrique es abucheado en su peor momento

Jesulín de Ubrique es abucheado en su peor momento

El diestro tuvo que abandonar una faena a medias por culpa de un golpe de calor

Unidos en los momentos complicados

A la preocupación que siente por el estado de su ex mujer se suma la incomprensión del público, que no supo ver que el diestro no podía poner en riesgo su vida y torear encontrandose mal.

¿Recuperará el tiempo perdido?

El 18 cumpleaños de Andreíta ha llegado y, haciendo un repaso a la historia paternofilial, hay bastantes episodios sin resolver. Belén Esteban se ha encargado de dar constancia de todas las ocasiones en las que el torero ha estado en la ciudad en la que reside su hija y no ha ido a verla. El despego físico con su primogénita ha estado en boca de todos y Jesús siempre ha advertido que cuando Andrea cumpliera la mayoría de edad, le daría su versión de los hechos. 

Llevan 15 años casados

El 2017 no está siendo el año que Jesús y María José esperaban y es que dados los problemas de salud de la odontóloga han tenido que cambiar varios planes, entre ellos la renovación de votos que tenían previsto hacer coincidir con su 15 aniversario de boda.

Una mala tarde para Jesulín

Por si el malestar físico fuera poco, Jesulín tuvo que escuchar los incomprensibles abucheos del público que, sorprendentemente y lejos de comprender la situación, mostró su enfado a base de gritos y pitidos.

Un momento complicado

En medio de toda esta vorágine mediática, el delicado estado de salud de su mujer es otro de los asuntos a los que se tiene que enfrentar Jesulín de Ubrique. María José Campanario se encuentra ingresada en un centro para que le regulen la medicación y controlen los fuertes dolores que padece provocados por la fibromialgia que sufre desde hace doce años

Se le han juntado muchas cosas

La mala racha no ha terminado para Jesulín de Ubrique. Tras unas complicadas semanas a causa del inestable estado de salud de su mujer y de la llegada de su hija mayor a la edad adulta, el torero volvía este fin de semana a una plaza de la que, lamentablemente, no salió a hombros.

La mala racha no ha terminado para Jesulín de Ubrique. Tras unas complicadas semanas a causa del inestable estado de salud de su mujer y de la llegada de su hija mayor a la edad adulta, el torero volvía este fin de semana a una plaza de la que, lamentablemente, no salió a hombros.

Los 42 grados a la sombra que había en Lanzahita, un pequeño pueblo de Ávila, fueron los responsables de que Jesús Janeiro abandonase el ruedo pocos minutos después de haber empezado a torear a causa de un golpe de calor.

En un primer momento el torero se habría dirigido a la enfermería en busca de sombra, pero una vez allí y debido a las altas temperaturas sufrió un vahído que hizo que la puerta grande de la plaza sirviera como salida de emergencia para una ambulancia que tuvo que trasladar al diestro hasta el centro de salud más cercano. Por si el malestar físico fuera poco, Jesulín tuvo que escuchar los incomprensibles abucheos del público que, sorprendentemente y lejos de comprender la situación, mostró su enfado a base de gritos y pitidos.

El 2017 no está siendo el año que Jesús y María José esperaban y es que dados los problemas de salud de la odontóloga han tenido que cambiar varios planes, entre ellos la renovación de votos que tenían previsto hacer coincidir con su 15 aniversario de boda.

Ver fotos de famosos
siguiente